UNIVERSITAT JAUME I

El modelo actual de gestión de la Marca Personal Deportiva (MPD) está basado en la obtención de resultados a corto plazo, en los éxitos deportivos, da poca importancia a la formación académica y carece de una metodología clara, según explica Francisco Javier Zamora Saborit en las conclusiones de la tesis «la gestión de la Marca Personal Deportiva, hacia la profesionalización de un sector de futuro».

El trabajo de campo del estudio engloba a 84 profesionales con perfiles relacionados con la gestión de la MPD. Las conclusiones iniciales de la investigación indican que a la sombra de los grandes deportistas españoles se esconde una mayoría silenciosa con poco reconocimiento mediático o social, a pesar de sus logros deportivos. Por otro lado, la situación precaria en la que viven algunos deportistas, la canivalización del fútbol en España hacia el resto de deportes, la falta de subvenciones o la pérdida de patrocinadores, pone en evidencia la necesidad crear una metodología de trabajo que ayude al deportista a crear y potenciar su Marca Personal.

Javier Zamora demuestra en su tesis que los deportistas que trabajan su MPD están más preparados para afrontar su vida durante y después de su carrera deportiva. Para ello hace hincapié en la figura del gestor, “mediante una metodología profesional y estratégica, basada a corto, medio y sobre todo a largo plazo, el gestor formará y motivará al deportista para que adquiera las habilidades necesarias que le harán crecer”, asegura el nuevo doctor donde recalca la importancia del trabajo unido entre deportista y gestor para lograr una salida profesional del deportista tras su retirada.

Un punto clave que Zamora desarrolla en su tesis es la democratización de la MPD gracias a las redes sociales. El consumo actual de información deportiva a través de los entornos digitales abre una ventana de oportunidades para comunicar los logros deportivos, conectar con el público y generar espacios para patrocinadores. Así mismo, este entorno también es muy útil para prevenir o actuar ante situaciones de crisis.

Para lograr un manejo eficaz de estas herramientas y conseguir buenos resultados, es imprescindible la puesta en marcha de un plan estratégico de MPD dirigido en todo momento por un profesional. “A la hora de establecer los objetivos de este plan hay que tener en cuenta el valor profesional, personal, académico, social, mediático y económico de cada deportista” afirma Zamora. Estos seis valores detectados en la investigación servirán para cimentar la Marca Personal más allá del éxito deportivo o interés mediático.

La tesis doctoral «La gestión de la Marca Personal Deportiva. Hacia la profesionalización de un sector de futuro», defendida por Francisco Javier Zamora Saborit a principios de enero de 2015 y dirigida por Rocío Blay Arráez y Guillermo Sanahuja Peris del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la UJI, ha obtenido la calificación Sobresaliente “Cum Laude”.