UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

La Universidad vasca no está obligada a poner en sus edificios ningún símbolo o bandera

La sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha dictado sentencia estimando el recurso de la Universidad del País Vasco y revocando, en consecuencia, la sentencia precedente del Juzgado de lo Contencioso-administrativo nº 2. Esta nueva sentencia, dictada el 17 de diciembre y notificada esta misma semana a la UPV/EHU, es firme y contra ella no cabe recurso alguno.

Como se recordará, la Delegación de Gobierno del Estado interpuso una demanda contra la Universidad del País Vasco, alegando que debería colocar en todos los edificios oficiales la bandera del estado. Esta pretensión se acogía a la Ley 39/1981 sobre el Uso de la Bandera de España y Otras Enseñas.

En la sentencia ahora dictada, el Tribunal Superior de Justicia precisa que dicha ley impone la obligación del uso de la bandera a las administraciones territoriales (estatal, autonómica, foral y local) así como a las administraciones institucionales, pero precisa, del mismo modo, que “el concepto de institución pública no es sinónimo en Derecho Administrativo del concepto de administración institucional”, por lo que excluye de dicha categoría (y, por tanto, de la aplicación de esa ley) a la UPV/EHU. La sentencia del Tribunal Superior de Justicia impone las costas (gastos del proceso) a la administración del estado.

El rector de la UPV/EHU, Iñaki Goirizelaia, ha mostrado su satisfacción por esta resolución: “La sentencia refuerza el principio de autonomía universitaria. La UPV/EHU tiene como fines principales la docencia, la investigación y la transferencia de conocimiento, y junto a ellos la promoción de la cultura vasca, la dinamización del debate público, la creación de conciencias críticas, el impulso del emprendimiento… A todas esas tareas dedica sus esfuerzos la Universidad del País Vasco, con absoluta prioridad frente a otras pretensiones. En los actos públicos que organiza nuestra institución solo aparecen las banderas académicas, que recogen una antiquísima tradición universitaria”.