UNIVERSITAT DE VALENCIA

• En 2013, destinó 1.528.933 euros a acciones de cooperación

• A la de València, le siguen las universidades Complutense de Madrid y Granada

• La universidad española dedicó cerca de diez millones de euros a estas intervenciones

• Los datos se desprenden del informe realizado por CICUE-CRUE, a través de su Observatorio de Cooperación Universitaria al Desarrollo ()

La Universitat de València es la institución académica que más invierte en ayuda al desarrollo, según se desprende de los datos publicados en el último informe sobre la Cooperación al Desarrollo realizada desde las universidades españolas en 2013, que elabora cada año CICUE-CRUE, a través de su Observatorio de Cooperación Universitaria al Desarrollo (OCUD).

En este mismo informe, elaborado a partir de los datos arrojados por la Encuesta Anual de Seguimiento de la Ayuda del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, se observa, además, que la Universitat de València ha sido la universidad española que más ha invertido en cooperación al desarrollo desde el año 2010.

El estudio, que ha sido realizado por el Grupo de Trabajo de Cooperación al Desarrollo de la Comisión de Internacionalización y Cooperación de las Universidades Españolas (CICUE) y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), sitúa, tras la Universitat de València (con una inversión de 1.528.933 euros), a las universidades Complutense de Madrid (852.372 euros) y Granada (702.069 euros), en segundo y tercer lugar, respectivamente.

En cuanto a la ayuda al desarrollo llevada a cabo por el resto de universidades públicas valencianas, siguen a la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València (477.309 euros), la Universitat d’Alacant (394.498 euros), la Miguel Hernández de Elche (354.291 euros) y Jaume I de Castellón (233.360 euros).

Cerca de diez millones de euros de la universidad española

El informe ha sido realizado con la participación del 96% de las universidades públicas (48 instituciones) y el 19,2% de las privadas (5). En 2013, concretamente, las universidades españolas invirtieron 9.993.544 euros en fondos destinados al desarrollo.

Según informa OCUD, los fondos de las universidades dedicados a cooperación se han destinado, principalmente, a proyectos (el 24,47% de la ayuda universitaria), a becas de formación para estudiantes de países en desarrollo (el 18%), a posgrados vinculados con desarrollo, tanto en España como en países socios (el 11% de la ayuda universitaria en 2013), a asistencias técnicas -programas de voluntariado, de fortalecimiento institucional, etcétera- (6,38%), a acciones de sensibilización (5,71%), o a becas para que estudiantes españoles realicen parte de sus estudios e investigaciones en países en desarrollo (5,24%).

El 31,44% de los fondos universitarios se han destinado a la gestión de la ayuda o a gastos administrativos. Asimismo, fue gestionado más del doble de fondos ajenos que de los propios: 20.851.362 euros procedentes de cofinanciación y 9.993.544 euros de fondos propios. No obstante, los fondos ajenos solo contribuyeron a financiar el 39% de las acciones CUD, mientras que el 61% fueron financiadas exclusivamente con fondos propios.

Por regiones, la universidad española ha dedicado más fondos en 2013 a América del Sur (el 19,14% del total), y especialmente en proyectos, becas para estudiantes de países en desarrollo y asistencias técnicas, seguida de las regiones de América del Norte, Central y Caribe con el 13,83% en intervenciones similares a la de América del Sur. A continuación, África Subsahariana con el 9,72% de los recursos invertidos, sobre todo, en proyectos, y, por último, se dedicó el 8,64% de los fondos al Norte de África, región en la que predominan también los proyectos y las becas para estudiantes de la región.

Sobre sectores, la mayor parte de la cooperación universitaria se destinó a la educación superior (el 35%); mientras que solo el 4,6% se dedicó a sectores orientados a la investigación no educativa.

Por último, más del 50% de los fondos CUD en 2013 presentaron una orientación al enfoque de género, y el 21,76% al medioambiente.