UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Investigadores españoles publican el estudio “Representación descriptiva de las parlamentarias regionales en España: masa crítica, experiencia parlamentaria e influencia

La presencia de mujeres ha ido creciendo a lo largo de los años hasta ubicarse en el 42% en la octava legislatura autonómica (la actual para las comunidades del régimen común), según el trabajo “Representación descriptiva de las parlamentarias regionales en España: masa crítica, experiencia parlamentaria e influencia política” publicado en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas, cuyos autores son los investigadores españoles , de la Universidad Autónoma de Madrid, , de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, y Susana Aguilar, de la Universidad Complutense.

Este porcentaje del 42% ubica a los parlamentos autonómicos españoles por encima de sus equivalentes en los Estados Unidos (24.6%), Canadá (23.4%) o Alemania (33%), tres países federales. La presencia media de mujeres en la primera legislatura autonómica (a comienzos de los años 80 para todas las autonomías) era del 6%. Las autonomías que ubican más mujeres en sus parlamentos durante todo el período (1980-2011) son Madrid, Castilla-La Mancha y Valencia. Por el contrario, las que menos presencia femenina tienen son Murcia, Aragón, Canarias, Cataluña y Galicia. En términos genéricos, como señalan los autores, “aunque el género importa, su impacto parece atenuarse con el paso del tiempo: los parlamentos regionales españoles no han dejado de incorporar mujeres a sus filas desde el inicio de su singladura, y esta incorporación ha sido significativa, rápida y homogénea”.

Los autores del estudio muestran que una vez conseguida la masa crítica de mujeres en los parlamentos (30%), su presencia no disminuye, aunque su permanencia en las cámaras es inferior a la de los hombres. Es decir, las mujeres se incorporan más, pero duran menos en sus escaños. La progresiva feminización de los legislativos esconde un hecho relevante: las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en comparación a su presencia en la sociedad y, además, les resulta más difícil acceder a posiciones de poder e influencia en las Cámaras. Comparativamente, cuando acceden a posiciones de poder (identificadas a través de las diputaciones permanentes), duran también menos que sus compañeros varones.

Santana, Andrés, Coller, Xavier y Aguilar, Susana (2014), “Representación descriptiva de las parlamentarias regionales en España: masa crítica, experiencia parlamentaria e influencia política”, Revista Española de Investigaciones Sociológicas, nº 149, pp: 11-130

http://reis.cis.es/REIS/PDF/REIS_149_061420723864530.pdf