UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

, profesor de Psicología en la Escuela Nacional de Entrenadores, abre con su conferencia sobre ‘especialistas deportivos’ el V

El papel del psicólogo en el deporte, el trabajo que realiza y algunos de los retos para el futuro son algunos de los temas principales que se están tratando en el V Congreso de Psicología de la UCAM que se celebra hasta el jueves en el Universidad Católica San Antonio. Estrella Núñez, vicerrectora de Investigación de la UCAM; María José Catalán, decana del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia; y Francisco Moya, vicedecano del Grado en Psicología de la UCAM, han inaugurado un congreso que este año se centra en la psicología del deporte, como una de las vertientes con más futuro para los psicólogos.

Joaquín Díaz, psicólogo de la Real Federación Española de Voleibol y profesor de Psicología en la Escuela Nacional de Entrenadores, ha impartido la conferencia inaugural ‘Entrenamiento psicológico de los especialistas en deportes de equipo. Una experiencia en voleibol’. Antes de su intervención, ha comentado que “la psicología del deporte se está abriendo camino. Cada vez más, los psicólogos deportivos están trabajando con deportistas y equipos de alto nivel. Esta disciplina tiene un futuro brillante. Hay que tener en cuenta que la diferencia entre un buen deportista y un deportista excelente está en el factor mental”. Por ello, Díaz está convencido de que el psicólogo deportivo es clave porque “es el entrenador de la mente. Lo que hacemos es entrenar la mente de los deportistas para que rindan y también para que no sufran cuando no alcanzan sus metas”.

Antes de la inauguración del congreso, María José Catalán ha comentado la importancia de seguir abriendo camino para que los psicólogos entren en el terreno del deporte pero enfocado también hacia el ejercicio físico y la formación: “La psicología puede aportar una visión diferente al ámbito deportivo. Hay que valorar que no sólo hablamos de deporte de alto nivel. También hay que centrarse en todo lo que se refiere al ejercicio físico. Hay que motivar a los chavales desde que entran en el colegio a practicar deporte y que sea una actividad que les acompañe a lo largo de su vida. Sabemos que el ejercicio físico es positivo en el equilibrio emocional de la persona”.

Francisco Moya destacaba uno de los puntos clave que se van a tratar en este congreso: “El psicólogo es la persona más indicada para gestionar las emociones y la motivación que son definitivos para la consecución de los objetivos en el deporte”.