UNIVERSIDAD DE ALICANTE

“GradUAte” ha sido la aplicación ganadora del certamen en el marco de la I Jornada de Datos Abiertos

Las nuevas tecnologías y una sociedad que cada día nos aporta algo nuevo, nos apabullan con un vocabulario en ocasiones difícil de entender. El open data, o datos abiertos es una de esas novedades de la que ahora escuchamos hablar a menudo, al menos en los medios de comunicación, pero, ¿conocemos que significa? y ¿cuál es su utilidad?

Los datos, la información a la que tenemos acceso, nos serían de muy poca utilidad sin ser procesados. La Universidad de Alicante ha realizado una importante apuesta por la filosofía de Open Data y se puede acceder a la mayor parte de sus datos libremente, «una apuesta por la transparencia, cercanía y rendición de cuentas», defendía el propio rector durante la inauguración de la I Jornada de Datos Abiertos.

Pero la Universidad no se ha limitado a permitir el acceso a los datos, también ha realizado una importante apuesta para que estos sean aprovechados y reutilizados, potenciando el emprendimiento en base a los datos abiertos.

En esta línea, precisamente, se ha desarrollado un Concurso de desarrollo de aplicaciones basadas en la utilización del open data, cuyos premios se entregaron el pasado martes en el marco de la Jornada en la UA.

“GradUAte”, de Pablo González, ha sido la aplicación ganadora, una app que ofrece toda la información sobre la Universidad de Alicante, pensada para los nuevos estudiantes que inician sus carreras en el campus alicantino.

Las apps “BrjUA” y “EventUA”, de Carlos Constán y Alexandre Rubio, se han merecido sendos accésits. La primera ofrece información sobre la ubicación de edificios, despachos, máquinas expendedoras, cafeterías,… la herramienta para encontrarlo todo en el campus y la segunda recoge todos los eventos que se realizan en la Universidad, una forma de no perderse nada.

Por último, el premio del público, “QuizUA”, de Pablo Marzal,la aplicación que te permite descubrir todo lo que ofrece la UA en forma de preguntas y conla posibilidad de enfrentarte a otros usuarios.

Las cuatro aplicaciones premiadas tienen una característica común utilizan datos que existen y a los que tienen acceso gracias a que estos son abiertos, su aportación es idear que hacer con esos datos, ofrecer aplicaciones útiles y que ofrezcan soluciones a los usuarios.

Aplicaciones no premiadas

El nivel del concurso ha sido excelente, pudiéndose resaltar varias aplicaciones que, aunque no obtuvieron premio, seguro tendrán repercusión para la comunidad universitaria en un futuro muy próximo. Con el foco puesto en mejorar la actividad en el campus, se presentaron aplicaciones que van desde un gestor “crowdsourcing” de incidencias (“MejorUA”, desarrollado por Samuel Ortiz), hasta una auténtica red social acerca de los servicios ofrecidos por las cafeterías del campus (“ComerUA” de Carolina Prada y David Ruiz), una aplicación que calcula rutas dentro del campus en dependencia de las alergias que sufra un usuario (“UAlergias” de María González) o una aplicación para organizar, convocar y difundir actividades en el campus (“KedasUA” desarrollada por Andrea Lluch, Jorge Juan Oliva y Jose Luis Pérez). Se presentaron aplicaciones interesantes, no sólo para el alumnado, como el recomendador de becas y ayudas de Juan Miguel Sánchez (“BecUAs”) sino también para el resto de comunidad universitaria como “UAPresencia” (de Antonio López) o “UADiscount” (de Juan Antonio Arques y Héctor Rico), e incluso de interés para la ciudadanía, en general, como “CulturAL” (también de Juan Antonio Arques y Héctor Rico), una aplicación que recomienda exposiciones del MUA según gustos y preferencias de los usuarios.