UNIVERSIDAD DE BARCELONA

«Siempre he sido un amante del mundo de la biología molecular y la química computacional, y sin duda, el grado de Bioquímica me permite adquirir los conocimientos que necesito. Además, me fascina descubrir la biología desde el punto de vista químico», revela el estudiante Èric Matamoros, alumno de primer curso del grado de Bioquímica en la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona y ganador del primer premio de la Connected Campus Idea Competition 2017 (CCIC), un certamen de innovación tecnológica impulsado por la empresa multinacional Huawei.

Premio a la mejor idea tecnológica en un mundo conectado

El proyecto ganador del estudiante Èric Matamoros (Amposta, 1999) lidera el palmarés de un certamen con 86 trabajos en competición, que premia las mejores ideas de estudiantes de toda Europa en tecnología de la información, innovación e impacto social de 2017. El primer premio —jurado y votación pública— fue para el TBM Tumor Classifier, una herramienta diseñada por el estudiante de la UB que es capaz clasificar de tumores in vivo según un modelo basado en el uso de patrones morfológicos obtenidos a partir de tumores benignos y malignos. En la convocatoria, el segundo y el tercer premio distinguieron los proyectos Smart Sniferr, de los estudiantes Erhai Fang (Reino Unido) y Yuxin Liu (Alemania), y el Bio-Based Car, de Cas Verstappen y Yasmin Amel Gharib (Holanda).

Como recuerda Èric Matamoros, «conocí la convocatoria del certamen a través del portal web de la Universidad de Barcelona y decidí presentar este proyecto, que se adecua perfectamente a las bases indicadas y a la temática propuesta». No obstante, en el momento en que empezó a desarrollarlo, a finales de 2015, Èric «no tenía conocimientos suficientes para llevarlo a cabo, pero a base de constancia y de investigación obtuve finalmente los resultados esperados».

Ciencia, tecnología e inteligencia artificial

El TBM Tumor Classifier ahora premiado en una competición internacional «es el resultado de combinar mis dos grandes pasiones, la ciencia y el mundo de la informática y la inteligencia artificial» explica Èric, que fue distinguido por la Universidad Saint Louis Madrid Campus por un trabajo de investigación —sobre los efectos de la metilación en las propiedades del ADN— cuando estudiaba bachillerato en el Instituto Ramon Berenguer IV en Amposta (Tarragona).

Esta vocación por el mundo de la ciencia le ha llevado a participar en actividades formativas como el curso de la UB I tu? Jo, Bioquímica para estudiantes de secundaria, «una oportunidad idónea para adentrarme en el mundo de la ciencia, desde el punto de vista tanto teórico como práctico, y para determinar que la bioquímica es finalmente lo que me gusta y la disciplina por la que he apostado».

Desde hace más de veinte años, este curso coordinado por el profesor Josep M. Fernández Novell acerca a los jóvenes estudiantes el mundo de la bioquímica y la biología molecular desde los laboratorios de la Facultad de Biología. «Recomiendo este curso —añade Èric—, ya que no solo es una gran oportunidad para hacer ciencia, sino que te permite conocer a otros estudiantes con las mismas inquietudes e interés por el mundo de la ciencia. A partir de la calidad de los cursos que se ofrecen, se puede ver la investigación, muy competitiva y de excelencia, que se hace en la Universidad de Barcelona».

TBM Tumor Classifier: innovación tecnológica en beneficio de la sociedad

El TBM Tumor Classifier está diseñado como una herramienta hospitalaria complementaria para el diagnóstico del cáncer de piel. Esta aplicación, que tiene un 83 % de eficacia, también ayuda a cualquier usuario a tener un primer diagnóstico rápido sobre un posible cáncer de piel. «Esta nueva aplicación no deja de ser una herramienta para obtener un diagnóstico precoz que hay que complementar posteriormente con el diagnóstico médico» detalla Èric.

«El seguimiento oncológico es fundamental. Además, con el TBM Tumor Classifier también está previsto empezar un servicio de almacenamiento en Internet, gracias al que los propios oncólogos podrán archivar las imágenes de los tumores de los pacientes a fin de poder seguir su evolución».

Por el momento, existe un prototipo del TBM Tumor Classifier disponible para plataformas de ordenador compatibles con Windows. «La idea original era diseñar una aplicación para teléfonos móviles, con sistemas iOS y Android. De hecho, este es el proyecto que estoy desarrollando ahora en colaboración con Huawei».

Nuevos proyectos en el horizonte de las nuevas tecnologías

El próximo marzo, Èric viajará a China para impulsar un nuevo marco de colaboración con la empresa Huawei, que organiza el CCIC. En la agenda de trabajo, uno de los objetivos principales es difundir este proyecto tecnológico en el continente asiático y facilitar que el TBM Tumor Classifier esté a disposición de los usuarios en un futuro próximo.

Pero aún no se termina la lista de proyectos de futuro de este joven estudiante del grado de Bioquímica en la UB. «El TBM Tumor Classifier inicial ha evolucionado hasta el BioAI, una iniciativa para ofrecer servicios a las instituciones médicas mediante inteligencia artificial en el campo de la detección y la clasificación de los tumores durante las exploraciones. BioAI, en concreto, permitirá mejorar la eficacia de las exploraciones y ayudará a perfilar el diagnóstico en diferentes tipos de cáncer (colorrectal, mama, tiroides, piel, etc.)».

«Otro proyecto, que está en fase inicial es diseñar un sistema de bajo coste para detectar biomarcadores a través del análisis de los compuestos orgánicos volátiles (VOC) que contiene el aliento», avanza el joven estudiante de la Facultad de Biología de la UB.