UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

XVI EDICIÓN DE LOS CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Carolina Marín, psicóloga y experta en neuromarketing, asegura que el comportamiento de compra ha cambiado “porque la tecnología ha venido para revolucionar cómo consumimos y cómo vamos a vivir”

No consumimos con la cabeza. Cuando vamos a una tienda –física o virtual– entran en juego otros elementos más impulsivos. “El 80 por ciento de las decisiones de compra son emocionales, y sólo el 20 por ciento de las decisiones son racionales”. Para Carolina Marín, psicóloga y experta en neuromarketing, “está demostrado que cuando la razón no vale tiramos de procesos más emocionales”. Hay estudios que demuestran que procesos cognitivos superiores “están muy relacionados con la decisión de compra”, con lo cual “ni todo es emocional ni todo es racional”, explica.

Marín realizó estas declaraciones en el contexto del curso ‘Iniciación a la producción de moda y dirección creativa’, que se celebra hasta el viernes en Carmona dentro de la XVI edición de los cursos de verano de la Universidad Pablo de Olavide. En el seminario, dirigido por la directora de arte y estilista Tala Álvarez Pareja-Obregón, la psicóloga pronunció una conferencia sobre ‘Branding y neuromarketing’.

En opinión de Carolina Marín, aunque la psicología “no desempeña un papel protagonista de forma consciente en el mundo de la moda, cada vez hay más psicólogos en las estructuras de las marcas o de las agencias de publicidad”. Al final, “analizar y comprender el comportamiento del consumidor es esencial para poder adoptar decisiones que harán que la marca crezca o, por el contrario, se estanque”, afirma. De ello se encarga el neuromarketing, como disciplina que aplica las nociones básicas de la neurociencia en el campo del marketing. El objetivo, lograr descifrar por qué los consumidores toman unas decisiones y descartan otras.

Y, en la actualidad, la moda, como todo, está en Internet y en todas las redes sociales. La innovación tecnológica es una realidad “que ha cambiado nuestro comportamiento de compra” porque “la tecnología ha venido para revolucionar cómo consumimos, cómo compramos, cómo vamos a vivir, en definitiva”. La experta en neuromarketing ilustra esta afirmación con un ejemplo: “hace tan sólo diez años nadie pensaría que hasta una medicación podría comprarse a través de Amazon; hoy en día, hasta para comprar unos zapatos utilizamos Amazon o Google para comparar y analizar la compra”.

Por eso, en un mercado tan heterogéneo y con una oferta cada vez mayor como el de la moda “es imprescindible invertir muchos esfuerzos en la diferenciación de las marcas para poder triunfar”. Aquí es donde aparece el branding -proceso de construcción de una marca- como elemento crucial porque “crea una gran diferencia, es un catalizador de las ventajas competitivas de tu producto”. Los productos se identifican por sus marcas, y éstas “necesitan de estrategias de marketing para crecer y hacerse referentes en un mercado altamente competitivo”, subraya.

Por último, Marín revela el secreto para triunfar en un sector tan dinámico, que no es otro que “trabajar duro, apostar por profesionales que ayuden a mejorar su propuesta de ventas y, sobre todo, tener mucha tolerancia a la frustración. Creo que el equipo humano es todo, y una empresa sale adelante si tiene un gran equipo”, concluye.