UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Considerado uno de los grandes pensadores contemporáneos, falleció en Stuttgart a los 91 años

El filósofo alemán Robert Spaemann, doctor honoris causa por la Universidad de Navarra en 1994, falleció en Stuttgart, a los 91 años, en la tarde del día 10 de diciembre.

Considerado uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo, nació en Berlín en 1927, aunque sus padres -convertidos al catolicismo en 1930- se trasladaron a Münster cuando apenas contaba con cinco años. Durante su infancia, respiró un ambiente familiar cristiano y austero, marcadamente hostil al nazismo e influido desde muy pronto por la cultura.

Bajo la supervisión de Joachim Ritter, se doctoró en 1952 con una tesis sobre Louis-Gabriel-Ambroise de Bonald y al cabo de unos años obtuvo un puesto como asistente de investigación en Münster. Se habilitó como catedrático de Filosofía y Pedagogía en 1962, con un trabajo sobre Fénelon, y formó parte del “Collegium Philosophicum” de Joachim Ritter junto con intelectuales como Hermann Lübbe o Ernst-Wolfgang Böckenforde.

La filosofía de Robert Spaemann se forjó en diálogo con las principales tradiciones del pensamiento occidental. Crítico del relativismo contemporáneo, son conocidas sus obras Felicidad y benevolencia (1989) y Personas (1996). En ellas se manifiesta una tensión hacia lo trascendente que -presente en Platón, y continuada por toda la tradición cristiana- marcó siempre su pensamiento.

Así, editó dos volúmenes recopilatorios de ensayos y discursos con el título Pasos más allá de nosotros y otros dos de Meditaciones sobre los salmos, en los que se reflejan algunas de sus más íntimas reflexiones (Meditaciones de un cristiano. Sobre los Salmos; 2 vols, 2016 y 2017).

Defensa de la vida, la ecología o lo sagrado en la esfera pública

Admirada por el Papa Emérito Benedicto XVI, la obra de Spaemann trascendió el ámbito académico e hizo entrada en la esfera pública. El filósofo polemizó con algunas de las principales figuras del mundo secular contemporáneo (Habermas, Sloterdijk, Singer, etc.), y se interesó por los grandes temas de la actualidad social y política. En particular, tomó partido por causas como la defensa de la vida desde su concepción hasta su término natural, la ecología o la reivindicación de lo sagrado en la vida social.

En palabras de Fernando Simón Yarza, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Navarra, “lejos de traducirse en un sistema, la obra de Spaemann puede definirse como una profundización en la experiencia de la realidad, como una contemplación de los asuntos que suscitaban su interés. Fruto de ese interés, Robert Spaemann completó una obra densa y profunda, dedicada principalmente a la filosofía práctica”.