UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

La nueva institución que tendrá sede en la Universidad Católica de Murcia, busca una reflexión multidisciplinar sobre la realidad de la familia actual

“El objetivo de este observatorio es prestar un importante servicio de formación y ayuda a las familias, especialmente a las más desestructuradas, en todos los países de la Tierra”, aseguró el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, en referencia al nuevo Observatorio Internacional de la Familia que se ha presentado este jueves en la Sala Stampa del Vaticano.

En este proyecto, que tiene como germen la petición del Papa Francisco de investigar sobre la situación actual de la familia, se realizará una investigación a nivel mundial que se centrará en la familia y la pobreza con dos líneas principales: la pobreza relacional y la pobreza económica.

En el acto de presentación de este Observatorio han intervenido junto a José Luis Mendoza, presidente de la UCAM; el arzobispo Vincenzo Paglia, presidente del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II, y Francesco Belletti, director del Centro Internacional de Estudios de la Familia (CISF) con sede en Milán.

José Luis Mendoza ha afirmado que en este Observatorio “ponemos a disposición del proyecto los recursos humanos, logísticos y económicos necesarios para crear una red de contactos locales en los cinco continentes: instituciones especializadas en la investigación científica de la familia o que trabajan diariamente con o para las familias, para poder recopilar datos fiables”.

El presidente de la UCAM también ha añadido que este proyecto va a comenzar a desarrollarse en África; en Nairobi; Mozambique; también en Nueva Delhi; en China y en países de América Latina, siguiendo un proceso evolutivo. El presidente de la Católica ha recordado que “la sede central de este Observatorio Internacional de la Familia estará en Murcia, en la UCAM”.

Asimismo, Mendoza ha señalado que “la contribución que la UCAM ofrece a la actividad del Observatorio, como organismo cofundador, está en perfecta armonía con su naturaleza, esto es, el incremento de la cultura superior y la promoción más plena de la persona humana, la difusión del conocimiento científico y el desarrollo integral de los miembros de la comunidad académica”.

Cabe destacar que la UCAM cubre la mayor parte del presupuesto de este proyecto que cuenta con un equipo de traductores intercambiando la información en tiempo real en cinco idiomas.

En su intervención, monseñor Vincenzo Paglia ha dado las gracias a la UCAM por aportar la logística y el centro de conexiones internacionales que reúne a instituciones académicas de 15 países en todo el mundo ya en esta fase de presentación, con vistas a sumar centenares de universidades e instituciones especializadas.

Por su parte, el director del CISF, Francesco Belletti, ha destacado “el interés en comparar tanto las vulnerabilidades de la familia como la eficacia práctica de distintos tipos de ayuda, así como el modo, todavía incipiente, en que los países invierten para hacer frente a la implosión demográfica y rápido envejecimiento de la población en Europa, América y Asia”.