UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El primer congreso de SIBECOL coincide con la conmemoración del centenario del nacimiento del profesor Ramon Margalef (1919-2004), el primer catedrático de Ecología en todo el Estado y referente de generaciones de ecólogos y naturalistas

SIBECOL es una entidad científica creada en 2018 e impulsada por la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), la Asociación Ibérica de Limnología (AIL), la Sociedad Portuguesa de Ecología (SPECO) y la Sociedad Española de Etología y Ecología Evolutiva (SEEEE)

Los ecosistemas marinos y terrestres ante el cambio global, los efectos de los contaminantes en el medio natural, las especies invasoras en un entorno cambiante, y los desafíos para conservar la biodiversidad en un mundo global son algunas de las temáticas científicas que abordará el primer congreso de la Sociedad Ibérica de Ecología (SIBECOL), la primera sociedad científica de expertos en ecología de toda la península ibérica. El encuentro tendrá lugar del 4 al 7 de febrero en la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, y reunirá a cerca de setecientos expertos del ámbito internacional. Este congreso fundacional se celebrará coincidiendo con la conmemoración del centenario del nacimiento del profesor Ramon Margalef (1919-2004), catedrático de Ecología en la UB desde 1967 y referente de generaciones de ecólogos y naturalistas en todo el Estado.

El congreso fundacional de SIBECOL está organizado por un comité que dirigen los profesores e investigadores Isabel Muñoz (Facultad de Biología de la UB), Josep Piñol (CREAF-UAB), Cèlia Marrasé (ICM-CSIC) y Francisco Lloret (CREAF-UAB). Creada en julio de 2018 en Barcelona, ​​SIBECOL es una entidad científica impulsada por la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), la Asociación Ibérica de Limnología (AIL), la Sociedad Portuguesa de Ecología (SPECO) y la Sociedad Española de Etología y Ecología Evolutiva (SEEEE), y también tiene el apoyo del colectivo peninsular de expertos en el ámbito de las ciencias del mar. Está integrada por más de 2.000 miembros de España y Portugal, y tiene como objetivo potenciar el conocimiento sobre los ecosistemas terrestres y acuáticos y mejorar la gestión del medio natural y la sostenibilidad ambiental.

El congreso se inaugurará el lunes 4 de febrero, a las 17 h, en el Aula Magna de la Facultad de Biología de la UB, en un acto presidido por el rector, Joan Elias, con la participación de Cèlia Marrasé, presidenta de SIBECOL; Francisco Lloret, presidente de AEET; Joandomènec Ros, catedrático de Ecología de la UB y presidente del Instituto de Estudios Catalanes (IEC); Sonia Castañeda, directora de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, y Cristina Màguas, presidenta de la Federación Europea de Ecología (EEF). La conferencia inaugural, «Rebuilding marine biodiversity in a shifting ocean», estará a cargo del experto Carlos M. Duarte, de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá (Arabia Saudí).

El ecólogo Ramon Margalef, un científico de referencia para SIBECOL

El programa del congreso abordará un amplio escenario de temáticas de interés científico —contaminación y ciclos de la materia, microbiología ambiental, ecología y sociedad, etc.— desde una perspectiva integradora de los diferentes ámbitos de conocimiento en ecología. Los asistentes podrán participar en conferencias, sesiones generales, grupos de trabajo, y presentaciones orales y de pósteres. El congreso también dedicará un interés especial a las iniciativas para incentivar la participación de los jóvenes investigadores.

El legado científico del profesor Ramon Margalef, uno de los investigadores más productivos y citados en el ámbito de la ecología, será uno de los grandes ejes del encuentro. En el marco del centenario del nacimiento del profesor Margalef —autor de un legado inmenso de artículos científicos, libros, comunicaciones a congresos y contribuciones a revistas de divulgación—, el catedrático de Ecología Narcís Prat (UB) coordinará una sección del congreso que revisará la obra científica y la vigencia del pensamiento ecológico de Margalef, marcado por un conjunto de ideas muy renovadoras y una forma de pensar la naturaleza que ha influido y orientado los trabajos de generaciones de ecólogos.

Una revolución metodológica en ecología

El programa también incluye varias contribuciones sobre los avances más innovadores en el estudio de las dinámicas ecológicas en las que interaccionan múltiples especies —hasta ahora se solía trabajar en casos simplificados con dos o pocas especies—, o sobre las técnicas moleculares aplicadas a la ecología microbiana o al estudio de organismos, sistemas y procesos ecológicos y evolutivos.

Tal como explica la profesora Isabel Muñoz, del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales y del Instituto de Investigación del Agua de la UB (IdRA), «en cuanto a la integración de conocimientos, nos encontramos ante una revolución metodológica en muchas ramas de la ecología». Por ello, «en el congreso están previstas sesiones sobre objetos de estudio que comparten muchos aspectos en común, pero que hasta ahora se habían abordado de manera independiente, como por ejemplo los árboles y los organismos marinos, o los suelos y los sedimentos».

El cambio global: tras la huella humana en el planeta

El cambio ambiental global que afecta a todo el planeta también será uno de los ejes de interés del congreso, abordado en sesiones sobre el balance de carbono en los ecosistemas, el registro de los cambios del pasado para conocer mejor el presente, los sistemas de observación operados de manera remota, los efectos de la biodiversidad en la agricultura, el impacto de episodios climáticos extremos y el uso de los datos masivos en ecología.

«Desde hace décadas, la actividad humana está llevando al planeta hacia una situación de elevada incertidumbre», subrayan los organizadores. «En muchos aspectos —advierten—, los límites sobre los que el conocimiento científico podría hacer predicciones suficientemente precisas ya están sobrepasados, sobre todo debido a los efectos de las emisiones al medio ambiente y la transformación directa del territorio».

Podría decirse, por tanto, que existe suficiente consenso científico para afirmar que esta situación no es sostenible para el medio ambiente, pero la aceleración —que es diferente de la velocidad— no disminuye. «Por lo tanto —indican los expertos—, el reto más inmediato es frenar la aceleración. Simultáneamente, debemos facilitar la recuperación o adaptación de los sistemas naturales a este entorno en profunda transformación».

Desde una óptica científica y social, hoy en día las sociedades científicas desarrollan una función dual. Por un lado, ayudan a aglutinar a científicos con diferentes ámbitos de experiencia dentro de una misma disciplina, y por otro, pueden asesorar e informar a la ciudadanía y a los diversos agentes sociales desde una perspectiva experta. En este contexto, SIBECOL representa un doble canal de comunicación de carácter interno —entre la comunidad de científicos del ámbito de la ecología— y también externo, a través de la transferencia de conocimientos a la ciudadanía.

En el primer congreso de SIBECOL, que coincidirá con el XIV Congreso de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET), también participarán el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universidad de Girona (UdG), el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA), el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) y el Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC).

Más información:

http://congresosociedadibericaecologia2019.net/
http://www.sibecol.org/es/