UNIVERSIDAD DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), José Ramón Calvo, en colaboración con la investigadora Marta Gianzo Citores, de Biobanco Vasco-Fundación Innovación e Investigación Sanitaria (BIOEF), han realizado un trabajo titulado ‘Los relojes biológicos de la alimentación’, en el que refieren los beneficios de mantener una rutina diaria en lo que se refiere a periodos de descanso, actividad física y horario de alimentación.

Los investigadores señalan que desde hace siglos se ha observado en los seres vivos la existencia de ritmos encógenos que preparan y adaptan la fisiología del organismo a las diferentes fases diarias y estacionales. Estos relojes internos regulan una enorme variedad de sistemas fisiológicos, marcando su actividad. Debido a ello, estos complejos sistemas están sujetos a una estricta regulación genética y molecular, que hace que estos patrones repetitivos se mantengan en ausencia de estímulos externos. Las disfunciones circadianas se han vinculado con trastornos del sueño, problemas psicológicos, enfermedades neurológicas, alteraciones metabólicas y obesidad.

El mantenimiento de una rutina diaria respecto al descanso, actividad física y alimentación, mantiene estos relojes corporales sincronizados lo que optimiza determinados tratamientos médicos y ayuda a controlar el peso corporal. La dieta es uno de los factores externos que más influye en la sincronía de estos relojes encógenos por lo que una correcta alimentación y unos horarios adecuados pueden beneficiar nuestra salud.