UNIVERSIDAD CATÓLICA SAN ANTONIO DE MURCIA

Investigación

La composición de la microbiota intestinal y su análisis podría actuar como factor predictivo de la evolución de la esclerosis múltiple.

El grupo MiBioPath de la UCAM, a través de su investigador principal, el Dr. Vicente Navarro, director de la Cátedra de Microbiota Humana y Enfermedades Infecciosas, ha presentado los primeros datos obtenidos en el estudio de la microbiota intestinal en la esclerosis múltiple, en el X Workshop nacional celebrado por la SEPYP los días 6 al 8 de febrero en el Palacio de Congresos del auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

En el trabajo realizado por el grupo de investigación, se analizó la composición de la microbiota intestinal de una selección de pacientes con esclerosis múltiple activa remitente y recurrente y se comparó con la de familiares o personas convivientes como grupo control. Durante 36 meses, se realizó un seguimiento a los pacientes en el que se anotaron las recaídas y las nuevas lesiones producidas en el sistema nervioso central. También se registró la dieta y la evolución del peso, así como el IMC. Todos estos datos se analizaron mediante test estadísticos y se correlacionaron con la composición de la microbiota intestinal. Los resultados mostraron una clara diferencia entre la microbiota de pacientes con esclerosis múltiple activa y la de los controles sanos. Se detectaron correlaciones de algunos géneros y algunas familias de microorganismos con peores pronósticos de la enfermedad de manera que la composición de la microbiota intestinal y su análisis podría actuar como factor predictivo de la evolución de la esclerosis múltiple.

Durante este evento científico en el que numerosos profesionales sanitarios de ámbito nacional e internacional presentan los últimos avances en materia de microbiota intestinal, la investigadora de la UCAM, Eva Nuñez, fue la encargada de presentar la segunda comunicación del grupo MiBioPah: “Alpha diversity study in patients with Clostridium difficile infection and asymptomatic carriers”. La biotecnóloga mostró algunos de los resultados de las investigaciones llevadas a cabo en el desarrollo de la tesis doctoral de D. Pedro Sánchez Pellicer, del Programa de Doctorado en Ciencias de la Salud de la UCAM, en relación a la composición de la microbiota intestinal y el sobrecrecimiento de Clostridium difficile. El grupo de investigación espera que futuras líneas permitan la identificación de los desencadenantes de la transición a un estado sintomático de la infección, que podría deberse a ciertos grupos minoritarios de bacterias protectoras o predisponentes a la infección, a factores relacionados con el estado inmune del individuo o a la propia virulencia de Clostridium difficile.