UNIVERSITAT DE VALENCIA

Juan Fuster Verdú, investigador del Instituto de Física Corpuscular (Universitat de València-CSIC) ha obtenido el Premio Humboldt, uno de los galardones a la trayectoria científica más prestigiosos de Alemania. El jurado ha reconocido las aportaciones del físico alcoyano al conocimiento del quark top, mediante el desarrollo de técnicas experimentales que se aplican ya en el Gran Acelerador de Partículas del CERN y que sirven de base para los aceleradores del futuro.

Concedido por la Fundación von Humboldt y valorado en 60.000 euros, el premio conlleva una estancia de investigación en Alemania durante un año a desarrollar en el próximo lustro.

Este reconocimiento servirá al científico del IFIC para estrechar su colaboración con DESY, el principal laboratorio alemán de física de partículas, y con las universidades de Hamburgo, Humboldt de Berlín y Bonn en la realización de estudios de precisión sobre la producción y la masa del quark top en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN y en futuros aceleradores. “Además del reconocimiento científico que supone y que agradezco enormemente, este premio nos brinda la oportunidad de aunar esfuerzos para realizar una medida ultra precisa de la masa del quark top”, afirma Juan Fuster. “En lo personal, volver a recordar los tiempos de mi tesis en Hamburgo será muy entrañable”, reconoce.

Conocer de forma precisa la masa del quark top –la partícula elemental conocida más pesada– es fundamental por su relación con el bosón de Higgs, la última partícula descubierta del Modelo Estándar (teoría que describe las partículas elementales que forman el Universo visible y sus interacciones) y responsable de dotar de masa al resto. Esto convierte su medida en una de las más importantes para la física de partículas, que en última instancia se relaciona con la estabilidad de nuestro Universo. Sin embargo, es más difícil medir con precisión la masa del quark top que la del propio bosón de Higgs.

“Muchas de las medidas actuales de la masa del quark top, aunque precisas, tienen una incertidumbre significativa que se puede mejorar”, asegura Fuster. El grupo que lidera el investigador en el IFIC, junto a grupos de física teórica de la Universidad de Humboldt en Berlín, del laboratorio DESY y la Universidad de Hamburgo, ha desarrollado un nuevo método para medir con precisión la masa del quark top que no se basa únicamente en la suma de la masa de los productos de su desintegración, y que además permite incorporar otros parámetros físicos bien definidos.

Juan Fuster Verdú (Alcoy, 1960) es un experto reconocido internacionalmente por sus trabajos sobre medidas de precisión del Modelo Estándar, además de por sus métodos innovadores tanto en el análisis de datos como en el desarrollo de nuevos detectores de partículas como los detectores de trazas y de vértices. Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Física Corpuscular, completó su doctorado en el experimento CELLO en DESY (Alemania), desde donde se trasladó al CERN para trabajar en el experimento DELPHI del antecesor del LHC, llamado LEP.

Tras su vuelta a Valencia en 1996, inició en el IFIC un grupo de investigación pionero en España en el desarrollo de detectores de silicio aplicados a la física de partículas. Este grupo construyó parte del detector interno del experimento ATLAS, uno de los ‘gigantes’ del LHC que descubrió el bosón de Higgs en 2012. Actualmente, Juan Fuster trabaja en la física del quark top en el LHC y en el desarrollo de futuros aceleradores lineales.

Ha sido director del IFIC (2003-2007), gestor del Plan Nacional de Física de Partículas (2007-2010), coordinador del área de Ciencias Físicas del CSIC (2010-2012) y presidente de la Comisión de Partículas y Campos de la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP), además de ser el principal responsable de que la principal conferencia mundial de física de partículas, ICHEP, se celebrara por primera vez en España en la ciudad de Valencia en 2014.

Cada año, la Fundación von Humboldt entrega sus Premios de Investigación (Humboldt Research Award) a personal científico y académico de cualquier disciplina como reconocimiento a los logros del personal investigador de todo el mundo cuyos descubrimientos fundamentales, nuevas teorías o conocimientos han tenido un impacto significativo en su disciplina, y de los cuales se espera continúen produciendo logros innovadores en el futuro. Otros investigadores del Instituto de Física Corpuscular han obtenido esta distinción previamente, como José Wagner Furtado Valle (2003) y Antonio Pich Zardoya (2011).