UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Un consorcio europeo en el que participa la catedrática de la UPV/EHU Sara de la Rica evaluará la efectividad de las iniciativas que se ofrecen a la juventud desempleada

Casi 5,5 millones de jóvenes en Europa (14,3%) son ninis, jóvenes que ni estudian ni trabajan. Los gobiernos destinan muchos recursos a políticas y programas dirigidos al desempleo juvenil y en concreto a los ninis. ¿Pero son realmente efectivas estas medidas? El proyecto de investigación internacional “Youth Employment partnerSHIP” (Asociación para el Empleo Juvenil), lanzado este pasado enero, evaluará algunas de estas políticas para poder entender el alcance del apoyo recibido por los jóvenes en el mercado laboral a nivel europeo.

“Los jóvenes del sur y este de Europa son los más afectados. En España, más de un millón de jóvenes entre 18 y 24 años son ninis (17,1%). En Euskadi son 11.633 personas (el 6,4% de los jóvenes), la tasa más baja de España, aunque no por ello poco preocupante. Esto tiene graves consecuencias: se incrementa el riesgo de exclusión social y esos jóvenes tienen menos probabilidades de obtener un empleo estable en el futuro”, observa Sara de la Rica, catedrática de Economía de la UPV/EHU y directora de la Fundación ISEAK.

“Existe un fenómeno conocido como “scarring effect” o “efecto cicatriz” que explica cómo las dificultades a las que se enfrentan los jóvenes para acceder a empleos de calidad no sólo tiene impacto inmediato en su bienestar, sino también costes a largo plazo. Existe evidencia de que las condiciones al inicio de la trayectoria laboral tienen efectos persistentes en el tiempo, por ejemplo, en las dificultades de encontrar un empleo estable asociado con unas altas tasas de rotación, salarios más bajos y periodos de desempleo mayores”, revela De la Rica.

En Europa se han emprendido muchas actividades para apoyar a los ninis y a otros jóvenes en el mercado laboral. En particular, la Comisión Europea introdujo en 2013 el Sistema de Garantía Juvenil (SGJ). La Garantía Juvenil es una iniciativa europea que pretende facilitar el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo. En España se aprobó en 2014. La Garantía Juvenil busca que todos los jóvenes puedan recibir una oferta de empleo, de educación o formación tras haber finalizado sus estudios o quedar desempleados. Sin embargo, poco se sabe sobre la efectividad de las políticas y programas del mercado laboral juvenil: ¿qué funciona y a quién le funciona?

“Apenas se ha medido el impacto del apoyo que se les da a los jóvenes en el mercado laboral, y es por ello por lo que surge este proyecto. Hasta ahora, sólo se ha evaluado el impacto de ese apoyo en algunas medidas muy concretas (como contratos de Formación y Aprendizaje para alumnos de Formación Profesional). Este proyecto se concibe para evaluar otras medidas que pueden ser utilizadas y en consecuencia tener impacto en más de la mitad de los jóvenes, como los Contratos en Prácticas, por ejemplo.”, señala De la Rica.

El proyecto se llevará a cabo hasta septiembre de 2021 y se irán presentando resultado a medida que el proyecto vaya avanzando. “Evaluaremos la efectividad de las iniciativas mediante el uso de análisis de datos y métodos estadísticos de evaluación, con los que entenderemos qué tipo de empresas hacen uso de estas iniciativas y qué tipo de jóvenes (según su edad, género, nivel educativo…) se benefician en mayor y menor grado. Estos resultados se presentarán en nota de prensa, pero también en eventos específicos del proyecto. Es muy posible que uno de estos eventos se organice en Bilbao”, adelanta.

El proyecto “Youth Employment PartnerSHIP”

La investigación evaluará algunas de esas medidas de apoyo en España, Hungría, Italia y Polonia. Investigadores de seis instituciones europeas, entre ellas el equipo de la UPV/EHU liderado por la catedrática Sara de la Rica. El Banco Mundial, la Norwegian School of Economics, y la Paris School of Economics apoyarán las actividades como expertos y ayudarán a convertir los resultados de este proyecto en políticas efectivas que aborden las necesidades reales de los jóvenes en los mercados laborales europeos.

El proyecto “Youth Employment PartnerSHIP – Estudios de Evaluación en España, Hungría, Italia y Polonia” se lleva a cabo gracias a una subvención de 1,8 millones de euros provenientes de Islandia, Liechtenstein y Noruega a través del EEA and Norway Grants Fund for Youth Employment (Fondo del Espacio Económico Europeo y Noruega para el Empleo Juvenil). El fondo apoya iniciativas de proyectos internacionales que promueven el empleo juvenil sostenible y de calidad en Europa. El proyecto se llevará a cabo hasta septiembre de 2021 y está dirigido por el Instituto de Investigación Estructural (Varsovia, Polonia).