UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS

– El experto en protección infantil del Vaticano asegura en la Universidad Pontificia Comillas que la Iglesia ha de invertir en prevención para hacer instituciones más seguras

– Zollner destacó el trabajo de investigación y prevención que la Universidad Pontificia Comillas realiza desde la Cátedra de Derechos del Niño, artífice del anteproyecto de Ley de Protección frente a la violencia contra la Infancia

El Padre Hans Zollner, SJ, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores y presidente del Centre for Child Protection (CCP) de la Pontificia Universidad Gregoriana, ha asegurado hoy ante los medios de comunicación en la Universidad Pontificia Comillas que “lo más importante para las víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia es que se haga más esfuerzo en escucharlas, porque quieren expresar su desolación y encontrar una persona que represente a la Iglesia que impactó negativamente en sus vidas”. Aseguró que “cuando una persona escucha a una víctima sola su corazón se transforma” y que “se podrían evitar más daños con una escucha cualificada, con el corazón y con la mentalidad abiertas”.

Zollner –que ayer impartió la conferencia “La Iglesia Católica universal y la protección de menores” en la Universidad Pontificia Comillas– ha subrayado que es necesario construir instituciones seguras y hablar de ello. “En 2018 el papa Francisco empezó por primera vez como líder de la Iglesia a hablar del impacto y de la importancia de en el sistema eclesial del abuso de poder, abuso de conciencia y abuso sexual, y cómo se influyen recíprocamente”, ha recordado Zollner, y ha añadido que “la Iglesia tiene que invertir mucho en la prevención, para hacer de sus lugares e instituciones espacios seguros”.

Respecto a la situación en España, Zollner solo ha comentado que cada vez se habla más porque “se está llegando a un momento de mayor conciencia y de voluntad de enfrentarse con esto”, y dijo que “estamos sensibilizados de una manera diferente”. Por ello, y sin querer valorar la actuación de la Iglesia en España, ha recomendado dos medidas: “Dar a las víctimas la posibilidad de hablar cuando lo deseen y tener un compromiso con la prevención y la protección”.

En este sentido, previamente a su encuentro con los medios, Hans Zollner tuvo una reunión con la Cátedra Santander de Derechos del Niño, artífice del anteproyecto de Ley de protección frente a la violencia contra la Infancia, con la que empezará a colaborar en próximas fechas. “Me sorprende la capacidad de investigación y de contacto con la realidad de este grupo interdisciplinar de investigación, el más importante en España, que está haciendo un trabajo excelente”, ha asegurado.