UNIVERSIDAD DE GRANADA

Investigadores de la Universidad de Granada dan un nuevo paso en la investigación de esta enfermedad, que afecta a más de 8 millones de personas en todo el mundo y para la que actualmente no existe un tratamiento

Este hallazgo podría ser de una enorme utilidad para el diseño de nuevos fármacos frente a esta enfermedad

Un equipo de científicos de la Universidad de Granada (UGR) ha conseguido dar un nuevo paso en la investigación de la enfermedad de Chagas, una grave enfermedad parasitaria que afecta a más de 8 millones de personas en todo el mundo y para la que actualmente no existe un tratamiento.

Los investigadores han logrado esclarecer cómo los exosomas (nanovesículas extracelulares) liberados por el parásito responsable de la enfermedad de Chagas pueden atacar a las células cardíacas, provocando así una de las afecciones más frecuentes de la enfermedad. Este hallazgo podría ser de una enorme utilidad para el diseño de nuevas terapias frente a esta enfermedad.

Cada año se diagnostican en todo el mundo 300.000 casos nuevos de la enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana, responsable de una mortalidad de en torno a 15.000 casos. Hoy día se considerada como una de las enfermedades olvidadas más importantes por su gravedad y extensión actual a nivel mundial.

La enfermedad, producida por el parásito Trypanosomacruzi, se transmite a través de insectos infectados, y es capaz de producir graves alteraciones intestinales y cardíacas. Los exosomas son nanovesículas liberadas por las células que juegan un importante papel en la transmisión de componentes biológicos en el contexto fisiológico y patológico.

El estudio, liderado por el catedrático Antonio Osuna, director del Instituto de Biotecnología de la UGR, ha conseguido demostrar cómo dichas vesículas aisladas a partir del parásito son capaces de afectar a las células sanas, alterar su movilidad, y favorecer la entrada del mismo.

“Además, estos exosomas son capaces de alterar la permeabilidad de la membrana y el esqueleto celular, lo que permite la entrada de moléculas que normalmente no tendrían acceso”, explica el doctor Osuna.

Estos hallazgos, nos permiten esclarecer el efecto de las exovesículas liberadas por Trypanosomacruzi, contribuir a describir el mecanismo que podría justificar las manifestaciones clínicas de la enfermedad de Chagas, así como a identificar dianas terapéuticas.

El estudio, titulado “Extracellular vesicles of Trypanosomacruzitissue-culture cell-derived trypomastigotes: Induction of physiological changes in nonparasitized culture Cells”, ha sido publicado en la revista “PLOS Neglected Tropical Diseases”, en el que fue portada por su interés, y que ocupa la primera posición en el ranking JRC dentro de la categoría “Tropical Medicine”.

Referencia bibliográfica:

Retana Moreira L, Rodríguez Serrano F, Osuna A. Extracellular vesicles of
Trypanosoma cruzi tissue-culture cell-derived trypomastigotes: Induction of
physiological changes in non-parasitized culture cells. PLoS Negl Trop Dis. 2019;13(2):e0007163. doi: 10.1371/journal.pntd.0007163. PubMed PMID: 30789912; PubMed Central PMCID: PMC6383987.