UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

En una mesa redonda celebrada en la UCV por el V Congreso de Historia Comarcal

El V Congreso de Historia comarcal ha realizado en su segunda jornada una mesa redonda con motivo del Centenario de la principal entidad deportiva de la región, el Valencia Club de Fútbol.

La mesa ha estado compuesta por; Salvador Raga, presidente de la Asociación Cultural Via Vicentius Valentiae, presidente de la ONG Valencianistes per la Solidartat y editor de la Editorial Vinatea; Pablo Sánchez Torrella, maestro compositor del himno del VCF; Javier Subirats, ex jugador y ex director deportivo; y Vicent Balanzá; jefe de prensa y delegado del Valencia CF.

Salvador Raga ha conmovido a los asistentes hablando del VCF como “la columna vertebral de nuestra sociedad valenciana”. Y, ha añadido, “si hay algo que debe vertebrar el planeta es la solidaridad”. Raga ha alegado que en la Penya Valencianista per la Solidaritat son más de 400 voluntarios que “tienen en el corazón al VCF los 365 días al año, y es tan potente el sentimiento que estamos obligados a salvar vidas donde más lo necesitan”. Aun realizando decenas de proyectos en lugares como Senegal o Colombia, Raga ha expuesto que “sigue siendo un mundo tribal en el que no conseguimos resolver que la cultura y la sanidad llegue a los cinco continentes”. Aun así, “estamos haciendo llegar el sentimiento al escudo del VCF a todas las personas a las que ayudamos en diferentes partes del mundo”, ha concluido.

Por otra parte, Subirats ha destacado el honor que ha sido para él formar parte del club. “Es la entidad que me ha formado, me lo ha dado todo, cuando empezaba a corretear por las calles de Paterna con el balón, nunca pensé que podría llegar al VCF”.

“En mi época tuvimos grandes éxitos, y aunque pensábamos que aportábamos un poco para hacer grande el club, era el VCF el que nos estaba haciendo grandes a todos los que formábamos parte de él”, ha destacado.

Balanzá, hablando de la cercanía que tenían antes con los jugadores de la época, ha argumentado que “teníamos una relación mucho más humana dentro del fútbol, más directa. El ambiente era de piña, ahora prácticamente no se puede ni tocar a los jugadores. Hemos retrocedido en este aspecto, porque, en definitiva, lo que hace que esté vivo el fútbol es la afición”.

Pablo Sanchez Torrella, autor de el himno del club, llamado “Amunt Valencia”, ha hablado del poder de “hacer valencianismo también con la música”. El himno, presentado en el año 1993, incluye compases al ritmo de los moros y cristianos, el grito mítico de la afición, un pasodoble valenciano y otras señas de identidad de la cultura valenciana.

Ha moderado la mesa redonda Pablo Salazar, jefe de opinión de Las Provincias.

Salazar ha indicado que “hoy en día las identidades nacionales no se construyen afortunadamente a base de cañonazos y en campos de batalla, sino en campos verdes de fútbol, hoy en día un canalizador y catalizador de pulsiones nacionales y regionales que unen”.

Para Salazar, “el campo de Mestalla donde empecé a ir desde pequeño, ha sido un lugar mágico de encuentro, donde se empezaban a ver las primeras senyeras, construyendo la identidad de la región”.

Así, el periodista ha añadido, “actos con tanta emotividad como el partido de leyendas del Valencia CF por el Centenario, o la procesión cívica de más de 8000 personas desde Mestalla hasta la Plaza del Ayuntamiento, indica ese carácter identitario que desde hace muchos años tienen los clubes de fútbol”.

La jornada ha seguido con una ponencia de diálogos en la Valencia literaria a cargo de Francisco López Porcal, presentaciones de diversos libros de historia y política valenciana y diferentes comunicaciones.