UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

El director de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunitat Valenciana imparte una conferencia a los alumnos de Criminología de la UCV

El director de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunitat Valenciana, Joan Llinares, ha impartido una sesión de trabajo de Grado en Criminología de la Universidad Católica de Valencia (UCV), en la que ha subrayado la necesidad de establecer marcos de integridad y de comportamientos éticos dentro de la gestión de los asuntos públicos.

Llinares ha centrado en su intervención en la función de las agencias antifraude que han surgido como consecuencia del convenio de la ONU del 2003. “Son el resultado de un mandato de las propias Naciones Unidas hacia todos los países miembros conscientes de que la corrupción es una práctica que, aparte de degradar económicamente los países, también degrada la propia democracia, genera desconfianza y debilita todo nuestro sistema de convivencia occidental”, ha argumentado.

Así, el director de esta agencia ha hecho hincapié en la necesidad de “códigos éticos que garanticen que los procedimientos se hacen sin vulnerar derechos y leyes. Y esta es una labor de posicionamiento de los propios cargos, ya sean electos o funcionarios”, ha añadido el ponente.

Llinares también ha hecho referencia a los controles, tanto internos como externos, que deben tener las instituciones públicas para combatir la corrupción y ha subrayado que “deben estar profesionalizados y con independencia garantizada para ser efectivos”, ha subrayado.

En la sesión también ha participado Silvia Bernia, directora de Prevención, Formación, y Documentación de esta misma agencia, que se ha centrado en las posibles vías de participación ciudadana en la lucha contra la corrupción.

Así, Bernia se ha referido a la figura del denunciante y ha hecho referencia a los diferentes mecanismos que la Agencia ofrece para preservar su anonimato.

“Es cometido de la agencia animar a dar este paso y para ello ofrece todas las garantías de confidencialidad y reserva. Además, si hubiese algún tipo de infracción, la agencia activaría el estatuto del denunciante”, ha añadido.

La ponente ha valorado, por último, el “incremento sustancial de denuncias a raíz de poner en marcha este instrumento”.

Previamente, Jesús de Salvador, miembro del Comité Científico del Instituto de Estudios Estratégicos e Internacionales (IEEI) de la UCV y profesor en el Grado de Criminología, ha expuesto de un modo general el crecimiento del gasto público a lo largo de la historia de las administraciones y la respectiva adaptación del control de este gasto.

Así, De Salvador ha reconocido que “se ha configurado una arquitectura del gasto público con controles internos y externos, mediante fiscalizaciones previas y auditorías, entre otras medidas, para evitar que haya corrupción además de ineficiencias en la gestión económica. En general, este control tiene una naturaleza pasiva y reactiva, con lo cual se ha visto la necesidad de ser más proactivos”, ha afirmado.