UNIVERSIDAD DE ALICANTE

La jornada “Emprender desde la Universidad” reivindica la iniciativa emprendedora como alternativa de empleabilidad ante cerca de 200 participantes

El salón de actos del edificio Germán Bernácer se ha quedado pequeño esta mañana para seguir la jornada “Emprender desde la Universidad” que se enmarca en el proyecto ua:emprende. La inauguración ha corrido a cargo de la vicerrectora de Investigación y Transferencia de Conocimiento de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, María Jesús Pastor, directora de Secretariado de Transferencia de Conocimiento y Olga Francés, Gerente del Parque Científico de Alicante.

Los protagonistas han sido cuatro emprendedores en distintas fases de su trayectoria que han explicado su propia experiencia y han abordado las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de emprender.

Así, Javier García Martínez, de Rive Technology, ha asegurado que “los universitarios que se decidan a emprender van a definir el s. XXI. En la universidad no sólo generamos conocimiento sino también soluciones a los grandes problemas a los que nos enfrentamos. Hoy se puede uno formar de muchas maneras y las nuevas tecnologías juegan un papel clave. Pero, de la misma manera que la investigación, que necesita un laboratorio, el emprendimiento también exige presencialidad”. Juan Carlos Trujillo, de Lucentia Lab, ha explicado que “el emprendimiento puede ser la consecuencia lógica de la investigación y la clave es estar cerca de la empresa y conocer sus necesidades para poder crear soluciones que interesen al mercado”. Cristina Sáenz de Pipaón, de Orchestra Scientific, ha señalado que “nosotros somo una historia con potencial de éxito y creo que las claves para que esto funcione se resumen en tener una buena idea, que el mercado la quiera, rodarte de un buen equipo y llevarte bien con este y la pasión. Esto no asegura el éxito, pero aumenta las probabilidades” y finalmente Eduardo López, de Alebus Patrimonio Histórico, ha explicado a los más de 200 inscritos su experiencia personal, “la historia de un licenciado en Historia con orientación en Arqueología y que tiene que enfrentarse al mundo laboral. Yo decidí, tras diferentes experiencias previas, monta una empresa sobre arqueología y otros ámbitos”, la principal que destaca es que “te permite dar una salida profesional a tu formación”