UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

XVII EDICIÓN DE LOS CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea, defiende la necesidad de pagar por el periodismo a cambio de recibir una información de calidad, al igual que se paga por los contenidos de entretenimiento

El presidente de la Agencia EFE, Fernando Garea, ha asegurado que el periodismo es poder, contrapoder y vive en fuerte connivencia con el poder político. “Es poder, porque por sí mismo tiene capacidad de influir y decidir, y es contrapoder porque tiene la función de controlar al poder ejecutivo, al poder político. El riesgo está en la connivencia con el poder político que a veces se produce en situaciones de crisis económica porque los medios son más vulnerables, y tienen que estar en manos de ese poder político”.

En relación a si la concentración de medios en grandes grupos propicia la independencia periodística, Garea ha afirmado que, en realidad, “lo que favorece la independencia periodística es la buena situación económica de los medios de comunicación”. La crisis económica, que además se ha agudizado por una crisis tecnológica, ha hecho que los medios de papel “lo hayan pasado mal y estén sometidos a créditos, accionistas, inversores y anunciantes, una mala situación económica que los hace más vulnerables”. De hecho, el presidente sostiene que en Internet existen medios que están haciendo muy buen periodismo, gracias a la independencia que consiguen gracias a esa falta de deudas e hipotecas con respecto a otros intereses.

Tanto es así, que en ocasiones, a los ciudadanos no les queda clara la separación entre los periodistas y la clase política porque, a su parecer, “los periodistas construimos una burbuja en la que estamos integrados con los políticos, hablamos de asuntos que sólo nos interesan a políticos y periodistas y no tenemos en cuenta cuáles son los intereses de los ciudadanos y qué asuntos les preocupan”, según Fernando Garea.

El presidente de la agencia EFE ha hecho estas declaraciones en el ámbito del curso ‘Periodismo y política. ¿Poder, contrapoder o connivencia’, que se celebra en la sede de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona dentro de la programación de la XVII edición de los cursos de verano de la UPO. El seminario se desarrolla hasta mañana bajo la dirección de Rafael Rodríguez Guerrero, periodista y presidente de la Asociación de la Prensa de Sevilla.

Además, y según ha comentado, se produce una especie de periodismo de trincheras en el que, determinados programas de televisión se convierten en espectáculos: “Los periodistas vamos con camisetas que hacen que se nos identifique más claramente, y damos nuestra opinión en lugar de explicar a los ciudadanos el contexto, las contradicciones y por qué ocurren las cosas”.

Cuestionado sobre el papel que juegan los periodistas a la hora de evitar el control externo sobre las informaciones, tanto del poder político como del económico, Fernando Garea cree que estos profesionales tienen que intentar utilizar los márgenes de libertad que se conquisten, a través de mecanismos como, por ejemplo, las denuncias en consejos de redacción de las manipulaciones o los cambios que se hayan producido en un texto, así como las censuras.

Por último, y en relación al futuro del sector periodístico, el presidente de la agencia EFE considera que es necesario convencer a los ciudadanos de que hay que pagar por el periodismo, “y que hay que suscribirse a los periódicos, pagando por ese servicio, igual que se paga por el entretenimiento”. Asimismo, cree que el periodismo debe evolucionar, cada vez más, hacia formatos como el periodismo de investigación para “descubrir las mentiras del poder y hacer nuestra función de contrapoder”.