UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

XVII EDICIÓN DE LOS CURSOS DE VERANO DE LA UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El cofundador de CCOO defiende que el concepto de clase media es un “concepto confuso que debilita la idea de clase y de lucha de clases dentro de la batalla del lenguaje” que analiza en su último trabajo

Para Nicolás Sartorius, cofundador del sindicato CCOO, es “conveniente” una reforma de la Constitución de 1978 -“que no un proceso constituyente”, aclara- que aborde la cuestión territorial “en una dirección federal, con una reforma del Senado y una clarificación de las competencias y una financiación equitativa”. Conclusión a la que llega después de analizar la situación de Cataluña, donde “ciertos partidos nacionalistas y una parte de la ciudadanía están llevando a cabo una movilización reaccionaria, insolidaria y en el fondo anti-europea”. Asimismo, considera que sería necesaria una “mejora de las garantías de los derechos sociales y abordar las nuevas cuestiones que plantea la revolución digital”.

Sartorius ha hecho estas declaraciones en el contexto del curso ‘Sindicalismo para el trabajo de futuro’, que dirige Sara de los Reyes Gutiérrez, secretaria de Organización y Finanzas de CCOO de Sevilla y que hoy se clausura dentro de los XVII Cursos de Verano de la UPO en Carmona. El abogado, político y periodista ha participado esta mañana en la mesa de diálogo ‘El lugar de la clase obrera en el mercado de la diversidad’ junto al también escritor y periodista Daniel Bernabé.

En opinión de Nicolás Sartorius, “el concepto de clase media pertenece a la sociología académica y a la batalla ideológica”, por lo que se trata de un concepto “confuso” que hace referencia al “nivel de renta de las personas, pero no a su posición respecto a los medios de producción o en el sistema económico-social”. Es una “forma de debilitar la idea de clase y de lucha de clases que forma parte de la batalla del lenguaje”, que ha analizado precisamente en su último libro, titulado ‘La manipulación del lenguaje. Breve diccionario de los engaños’.

Cuestionado sobre la pérdida de derechos por parte de la clase trabajadora en los últimos años, el fundador del sindicato asegura que desde la crisis económica de 2008 “se han reducido salarios, pensiones y se han recortado servicios sociales”, al tiempo que “ha aumentado la desigualdad y se han aprobado leyes que han debilitado la capacidad de presión y negociación de los sindicatos, como ha sido el caso de las reformas laborales”, explica. En general –añade- “las organizaciones sindicales en Europa y en el mundo se han debilitado a partir de los años 70 del siglo pasado”, si bien considera que el movimiento sindical español “ha aguantado bastante bien la ofensiva neoliberal y empieza a tener mejor salud”. A su juicio, el déficit más importante del movimiento sindical es que “no es capaz de organizarse y presionar a nivel europeo e internacional”, algo que califica de “absolutamente necesario” en el contexto de la globalización.

Figura clave durante la Transición, califica esta etapa como de “proceso histórico de éxito” que ha supuesto que un sistema democrático “se estabilice y perdure por primera vez en nuestra historia” y que los 40 años de la Constitución de 1978 hayan sido “los mejores de la historia de España”, aunque “otra cosa es que esa Transición haya sido modélica, porque no creo en modelos para los procesos históricos, aunque puedan servir de inspiración para otras experiencias”, precisa.

Sobre la irrupción de Vox en el panorama político español, Nicolás Sartorius lo ve “preocupante”, si bien “su fuerza no llega al nivel de otros países europeos”. En su opinión, “los populismos y nacionalismos los derrotaremos si acabamos con las políticas neoliberales actualmente imperantes, y sólo los avances sociales y una mayor integración europea acabará con ellos”, concluye.