UNIVERSITAT ROVIRA I VIRGILI

El Centro de Estudios sobre Conflictos Sociales (CECOS) ha presentado documentos originales alemanes sobre veinte españoles que murieron en campos de concentración

El pasado 9 de agosto el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó un edicto del Ministerio de Justicia con la relación de 4.427 españoles fallecidos en Mauthausen y otros campos de concentración alemanes y abría un plazo para presentar alegaciones y sol solicitar correcciones, paso previo para la inscripción de las defunciones en el Registro Civil central.

El Centro de Estudios sobre Conflictos Sociales (CECOS) de la Universidad Rovira y Virgili presentó el día 9 al Ministerio de Justicia documentos originales alemanes sobre veinte españoles que murieron en campos de concentración y no están registrados en la lista del BOE ni al libro memorial de los españoles deportados a los campos nazis, publicado en 2006 por Benito Bermejo y Sandra Checa, que sigue siendo la principal fuente de información sobre los casi 10.000 españoles deportados a Alemania.

Estas personas murieron en los campos de Neuengamme (Hamburgo), Bergen Belsen (Baja Sajonia), Buchenwald (Turingia), Mittelbau Dora (Turingia), Natzweiler (Alsacia, Francia) y Stutthof (Gdansk, Polonia). Aún no se tienen muchos datos. La mayoría eran exiliados de la Guerra Civil deportados desde Francia por motivos políticos. Cinco fueron desterrados desde Francia y Bélgica porque eran judíos sefardíes. Otros trabajaban en Alemania y acabaron en los campos por varios motivos. La lista reproduce sin prácticamente correcciones los documentos originales nazis y también incluye dos españoles que murieron en el hospital días después de la liberación.

El CECOS apoya la voluntad del Gobierno de honrar los deportados pero entiende que debe debe basarse en una investigación sólida. Los veinte españoles se localizaron en un archivo alemán, lo que muestra el largo camino aún por recorrer hasta tener la lista completa de los españoles deportados.

Por otra parte, se sabe muy poco de los aproximadamente 50.000 exiliados españoles forzados a trabajar para el Tercer Reich por toda Europa y el norte de África, los cuales son considerados oficialmente por Alemania perseguidos políticos del nazismo como sus compañeros deportados a los campos de concentración. Por todo ello, el CECOS aboga por impulsar un gran proyecto en el que participen universidades, centros de investigación y archivos españoles y europeos, para crear un censo de los más de 100.000 exiliados españoles afectatsper la II Guerra Mundial.