UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Esta Cátedra, la primera en neuroeducación de todo el mundo, impulsará la aplicación de los conocimiento de las neurociencias en innovación educativa

Potenciar la formación de profesionales en el ámbito de la neuroeducación, la divulgación especializada y la transferencia de conocimientos al conjunto de la sociedad son los ejes principales de la nueva Cátedra de Neuroeducación UB-Edu1st, creada por la UB en colaboración con la entidad Edu1st, una plataforma educativa estadounidense cuyo propósito es potenciar la cultura de la innovación en el aprendizaje.

Esta Cátedra es la primera en neuroeducación de todo el Estado, y es, también, una iniciativa pionera en el panorama educativo de todo el mundo. Está dirigida por el profesor David Bueno, de la Facultad de Biología, y tiene como directora adjunta a la profesora Anna Forés, de la Facultad de Educación de la UB.

La nueva Cátedra de Neuroeducación UB-Edu1st se presentó el 24 de octubre, a las 13 horas, en la sala Ramón y Cajal del Edificio Histórico. En el acto participaron Amelia Díaz, vicerrectora de Ordenación Académica y Calidad de la UB; Ana Maria Fernández y Gilberto Pinzón, impulsores de la plataforma Edu1st, y los profesores David Bueno y Anna Forés, director y directora adjunta, respectivamente, de la Cátedra.

Neuroeducación: aprender con todo nuestro potencial

Las estrategias pedagógicas que se aplican en los procesos de aprendizaje influyen directamente en la construcción global de la identidad de los individuos y de su manera de relacionarse con su entorno personal y social. En este contexto, la gran capacidad plástica del cerebro humano contribuye a potenciar la adquisición de conocimientos de carácter transversal —y no solo memorísticos— en un proceso de aprendizaje en el que la motivación es un factor determinante.

La nueva Cátedra de Neuroeducación UB-Edu1st consolidará y dotará de una estructura estable a un amplio conjunto de actividades desplegadas desde el entorno académico de la UB para potenciar la neuroeducación en colaboración también con otras instituciones y entidades. El objetivo final es contribuir a promover cambios pedagógicos y educativos —y por tanto, sociales— que mejoren una educación flexible, adaptable e integradora de todas las personas, con especial atención a los niños, los adolescentes y los jóvenes.

Con esta perspectiva, la Cátedra impulsará la investigación, la formación y la transferencia de conocimiento en diversos ámbitos de la educación (profesores de diferentes niveles educativos, educadores, psicopedagogos, psicólogos, sociólogos, etc.) y también reforzará las actividades divulgativas en el campo de la neuroeducación.

Un congreso para conocer mejor la neurobiología de las funciones ejecutivas

Esta Cátedra tuvo un protagonismo destacado en el II Congreso Internacional de Neuroeducación, que ha tenido lugar del 25 al 26 de octubre en el Colegio La Salle Bonanova (Barcelona) e impulsado por el Instituto de Desarrollo Profesional de la UB (IDP-ICE). Organizado por un comité que encabezan los profesores David Bueno y Anna Forés, este foro científico conformó un espacio único para poder profundizar en el conocimiento de las funciones ejecutivas del cerebro, es decir, la suma de capacidades que facilitan la toma de decisiones y permiten adaptar el comportamiento para alcanzar los objetivos de cada persona.

El programa del congreso, que reunió a cerca de quinientos profesionales del mundo educativo, incluyó varias conferencias (brain talks) y talleres (brain works) con destacados expertos en neuroeducación y neurodidáctica del ámbito nacional e internacional. Estas propuestas permitirán descubrir diferentes metodologías para mejorar el proceso de aprendizaje desde la perspectiva de la neurobiología.

Una referencia científica para el mundo de la innovación educativa

La hoja de ruta de la nueva Cátedra también integrará la organización y coordinación del posgrado de Neuroeducación de la UB —distinguido con el Premio IL3-UB Joan Maria Malapeira 2019—, que este año ha llegado a la quinta edición, con un centenar de alumnos matriculados desde que se inició. A partir de ahora, la Cátedra podrá financiar la matrícula académica a dos alumnos por curso, que serían designados por la entidad Edu1st y tendrían la aprobación de la comisión permanente de la Cátedra.

La Cátedra quiere constituir una referencia científica para todos los centros educativos que promuevan acciones de innovación educativa en neurodidáctica y neuroeducación. Con esta perspectiva, impulsará la organización de conferencias y debates abiertos al público con la participación de expertos nacionales e internacionales para reflexionar sobre aspectos de las neurociencias que tienen interés social.

También destacan las líneas de acción para potenciar la investigación científica con ayudas para las tesis doctorales y proyectos de investigación, y para impulsar formaciones específicas a través del IDP-ICE. Finalmente, también está previsto crear un portal web específico con contenidos sobre neuroeducación, y una revista divulgativa —digital y gratuita— de periodicidad anual mediante la plataforma Revistas Científicas de la Universidad de Barcelona (RCUB).