UNIVERSIDAD DE NAVARRA

-Lola Fatás, directora  del Gabinete de Terapia de Pareja de Zaragoza, impartió una conferencia en la Universidad de Navarra sobre la Terapia Focalizada en las Emociones para Parejas

“Para resolver cualquier conflicto con nuestra pareja es necesario sentirse emocionalmente seguro con ella”. Así lo ha asegurado en la Universidad de Navarra Lola Fatás, directora del Gabinete de Terapia de Pareja de Zaragoza, en el marco de una conferencia que ha impartido en el Instituto Cultura y Sociedad (ICS) bajo el título ‘Terapia Focalizada en las Emociones (TFE): un modelo de intervención con parejas basado en el apego adulto’.

Según ha explicado, esta perspectiva del apego adulto resulta útil para gestionar situaciones de tensión porque “nos permite entender cómo reaccionamos emocionalmente en los momentos de estrés y conflicto de la relación y manejar conversaciones complicadas, dándonos cuenta de lo que nos está ocurriendo a cada miembro de la pareja”. Asimismo, ha añadido que contribuye a “encontrar maneras más seguras y amorosas de comunicarnos para que nuestra pareja pueda respondernos mejor y entender nuestras necesidades”.

La experta ha recordado que los cónyuges “se necesitan mutuamente desde el punto de vista emocional incluso cuando pasan por dificultades” y que “cuando de forma crónica sentimos que no podemos contar con nuestra pareja o que nos rechaza, nos afecta profundamente”.
   
Para momentos de mayor tensión, ha recomendado la sencilla estrategia de contar hasta diez: “Ayuda a recordar que es la inseguridad y el conflicto lo que está llevando a nuestra pareja a reaccionar de esta forma que nos hace sentirnos poco importantes o rechazados. Nos quiere, pero en ese momento no puede mostrárnoslo”.

“Si nos damos cuenta de que nos estamos quedando atrapados en la pelea, lo mejor es parar juntos ahí para tranquilizarnos, y asegurarnos de retomar la conversación en otro momento”, ha puntualizado.

Temas importantes como los hijos o la economía familiar

Lola Fatás ha asegurado que la TFE es un abordaje de gran utilidad para las parejas que experimentan dificultades, pues “vivimos una época en la que los cónyuges lo tenemos que negociar prácticamente todo”. En ese sentido, ha apuntado que abordar temas de importancia como la educación de los hijos o la economía familiar “resulta difícil porque entran en juego nuestros valores personales sobre la familia y la pareja. Justo aquí es cuando más necesitamos darle un mensaje a nuestra pareja de cariño, respeto y aceptación”.

La especialista ha recordado que es posible llegar a acuerdos aunque estemos en desacuerdo “si podemos estar presentes emocionalmente para el otro y responder de manera segura”, cuestiones sobre las que trabaja la TFE.

Por último, se ha referido al ensayo clínico pionero que va a desarrollar el ICS de la Universidad de Navarra para validar el modelo de la TFE en el ámbito de habla hispana: “Las relaciones de apego existen en todas las parejas, en todas las relaciones humanas, independientemente en qué cultura nos encontramos. Este estudio va a contribuir a que los estándares tan altos de práctica de la TFE basada en la evidencia se mantengan también en los países hispanohablantes”.