UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA

En el marco del proyecto europeo EIT Food Consumer Lab, el Instituto de Investigación en Recursos Agrarios, INURA, es responsable del desarrollo de los denominados Laboratorios de Aprendizaje del Consumidor, que convierten a los consumidores en auténticos agentes de cambio de nuevos productos o servicios

EIT Food Consumer Lab (Laboratorio de Aprendizaje del Consumidor) es un proyecto Europeo que forma parte del EIT Food, una iniciativa de innovación alimentaria líder en Europa, que trabaja para hacer que los alimentos sean más sostenibles, saludables y confiables.

El proyecto, coordinado por la Universidad de Varsovia con la participación de socios tanto académicos como industriales, conlleva sesiones de co-creación precompetitivas llevadas a cabo por un grupo seleccionado de consumidores. Permite a personas no expertas modificar las características del producto sin la necesidad de dominar el vocabulario especializado o comprender los ingredientes y los métodos de fabricación. Este ejercicio colectivo producirá combinaciones de características de un alimento, no obvias ni intuitivas y será atractivo para los consumidores involucrados en la co-creación.

En este caso los consumidores son los mayores de 65 años, que constituyen un grupo coherente de consumidores, generalmente ignorados, y que comparten la misma necesidad social, estado de salud y problema económico. El 8 y 15 de noviembre en los laboratorios del INURA tiene lugar este proceso de co-creación a través de una serie de catas especialmente diseñadas para mayores. Con los resultados obtenidos en 2019, se espera desarrollar 4 nuevos productos que serán introducidos al mercado por los productores de alimentos minoristas en Lituania, Polonia, Portugal y España.

Gracias a la iniciativa del Área de Proyectos Europeos de Fundecyt-PCTEx, la Universidad de Extremadura se ha sumado a este proyecto, siendo el Instituto de Investigación en Recursos Agrario (INURA) el responsable de coordinar el Laboratorio de Aprendizaje del Consumidor. Además, participan minoristas de alimentos (Lider Aliment SA), productores de alimentos (Iberitos), empresas de inicio (Brain Connectors) y la organización no gubernamental HINEPA (Asociación Internacional de Atención a la Persona).

“Los investigadores de lNURA constituimos la organización científica del consorcio. Somos los responsables del desarrollo de los Laboratorios de Aprendizaje del Consumidor, así como de la coordinación con todos los miembros del consorcio, tanto en España como del resto de los países participantes. Al final, tras el desarrollo de las sesiones del laboratorio se redactará un informe con todos los resultados obtenidos, así como la metodología llevada a cabo”, explica la investigadora Mª de Guía Córdoba, directora del INURA.

Este proyecto se basa en un concepto nuevo y diferente para el desarrollo de nuevos alimentos y bebidas. EIT Food Consumer Engagement Labs coloca a los consumidores en el centro del proceso creativo, liberando su potencial creativo y convirtiendo a los consumidores en auténticos agentes de cambio, que propondrán nuevos productos o servicios para ser implementados por las empresas. La creación conjunta del consumidor es un proceso de aprendizaje importante, a través del cual una combinación de conocimiento, experiencia de por vida, diversos sistemas de valores personales y preferencias podrían convertirse en ideas innovadoras y diseños de productos.