UNIVERSIDAD DE SEVILLA

“La reforma más necesaria de la Constitución del 78, capaz de generar consenso en esta época interdependiente y postsoberanista, es incluir a Europa en la misma”

Enrique Barón, nuevo Doctor Honoris Causa por la Universidad de Sevilla

El político y economista Enrique Barón Crespo ha sido investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Sevilla tras un solemne acto celebrado en el Paraninfo. Este nombramiento fue propuesto por la Escuela Internacional de Postgrado y aprobado por el Claustro Universitario en su sesión de 8 de julio de 2019, donde se valora la trayectoria y su vinculación con la institución académica.

Ha arrancado Enrique Barón su discurso, leído desde la cátedra, realizando un breve excurso histórico sobre el europeísmo resaltando que dos de los más grandes emperadores de Roma nacieron en Itálica, Trajano y Adriano. “En mi vida pública dominan dos grandes pasiones: democracia con justicia social en España y en Europa. Permítanme recordar a algunos paisanos de Trajano con los que compartí este compromiso europeísta en la cátedra y la acción: Juan Antonio Carrillo, Salcedo, Elisa Pérez Vera, José Cabrera Bazán, Fernando Pérez Royo, Pedro Cruz Villalón y Felipe González, que logró que el Consejo Europeo de Maastricht aceptara incluir en el Tratado la ciudadanía europea que propuse en nombre del Parlamento Europeo”

En su discurso de investidura Enrique Barón ha manifestado que “España forma parte de la Unión Europea, una Comunidad de Derecho formada por Estados y ciudadanos, con el mercado interior y el Euro como moneda, de gobernanza multilateral con atribución de competencias y subsidiariedad. España es un activo miembro de la UE con destacado protagonismo internacional.”

Enrique Barón ha defendido que la reforma más necesaria de la Constitución del 78, capaz de generar consenso en esta época interdependiente y postsoberanista, es incluir a Europa en la misma”. “Además se contempla la responsabilidad del Estado y de las Comunidades Autónomas en la elaboración y aplicación del Derecho europeo así como la reforma del Senado. Para ello sería necesario incluir en la Constitución los sujetos territorialmente legitimados que deben componer la Cámara territorial, es decir, las Comunidades Autónomas, que no existían en 1978 y que hoy son los pilares del Estado”.

Sobre el nuevo capítulo que se abre en la construcción europea, Enrique Barón ha señalado que “la nueva Comisión se define como geopolítica lo cual tiene pleno sentido para asegurar el futuro económico, tecnológico y demográfico de la UE incluida la inmigración, trabajar por una globalización con normas, afrontar el cambio climático con desarrollo sostenible, garantizar la seguridad interna y externa y cumplir con su compromiso constitucional de defender y reforzar el marco multilateral de la ONU”.

Para terminar el doctorando ha indicado que España, tras un proceso inicial de impulso político, no ha avanzado mucho en reforzar y coordinar el sistema democrático con el proceso europeo. “Es hora de salir de nuestro ensimismamiento y participar con decisión y creatividad en el gran debate que se anuncia. Las Universidades pueden y deben ser uno de los focos creativos del mismo. Espero y deseo que esta Universidad, fiel a su trayectoria europeísta, figure entre ellas”.

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha dado la bienvenida al Claustro de Doctores al profesor Barón al que ha calificado como “un referente europeísta con el queremos reconocer a toda una generación, que desde diferentes planteamientos políticos han hecho posible que vivamos un periodo de paz, prosperidad y unidad en la diversidad sin precedentes” y ha manifestado el “compromiso de esta Universidad” en el “proceso constituyente abierto que nos expresabas en la última parte de tu brillante lección. Lo asumimos como parte de nuestra responsabilidad, como la institución pública de educación superior que somos al servicio de la sociedad”.

También ha hecho referencia Miguel Angel Castro a la nueva estructura de los departamentos ministeriales en la que, “desoyendo la petición expresa de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), se crea un Ministerio de Universidades, posicionado en el último puesto en la lista de prelación de toda la estructura gubernamental, separado del Ministerio de Ciencia e Innovación, que corriendo una suerte algo mejor, se posiciona el quinto por la cola de una lista extensa compuesta por veintidós ministerios. Desde CRUE hemos expresado que cualquier fragmentación de competencias implica de manera asociada una fragmentación de los recursos. Son muchas las voces autorizadas en Europa que alertan de ello y del riesgo que supondrá la existencia simultánea de dos departamentos separados, uno para investigación y otro para universidades.”.

En el acto de Investidura como Doctor Honoris Causa del ex presidente del parlamento Europeo, ha actuado como Madrina la Marycruz Arcos Vargas, Profesora Titular de Universidad de la Universidad de Sevilla, quien ha expresado en su laudatio que en la figura de Enrique Barón “encontramos la representación de los valores de Dignidad, Democracia, Igualdad, Estado de Derecho y Protección de Derechos Humanos, que deben ser el único fundamento de la Unión, como bien señala el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea”. Arcos ha argumentado a continuación que fue en la Universidad de Sevilla donde se gestó la primera tesis doctoral en Derecho de la UE que se presentó en España. “La relación de Enrique Barón con los estudios europeos en la US viene de largo. Desde los inicios del Máster Universitario en Estudios Europeos, que este año académico celebrará ya su 10 edición, su disponibilidad y colaboración ha sido evidente”.

Por último Marycruz Arcos ha manifestado que Enrique Barón es uno de los referentes intelectuales en todo el proceso de construcción europea. “Quiero destacar a Enrique Barón como representante de toda una generación de europeos que, desde distintas orientaciones políticas, trabajaron convencidos de que la construcción de Europa es tarea de cada uno de nosotros.”

Doctor Honoris Causa en la US

En la ceremonia de investidura el rector de la US, Miguel Angel Castro, ha realizado el tradicional rito de entrega de las insignias: el Libro de la Ciencia, símbolo de la sabiduría (que ha recibido de sus maestros y que ahora le corresponde cultivar y difundir); la Medalla, símbolo del corazón (que se ennoblece con el Magisterio que se le confiere); el Birrete Laureado, distintivo del Magisterio (como corona de estudios y merecimientos); el Anillo, que en la Antigüedad se entregaba como emblema del privilegio de firmar y sellar dictámenes y consultas); y los Guantes, símbolo de la pureza y alta categoría.

El nombramiento y solemne Investidura de Doctores Honoris Causa cumple una doble función en la Universidad. Por un lado enriquece el claustro universitario, aunque sea de manera simbólica, con la incorporación de un personaje de relieve. Por otro, honra y distingue a una personalidad de la ciencia o la cultura, a veces, también del ámbito de la política.

El acto de Investidura de Doctor Honoris Causa es, junto con el de Apertura de Curso, una de las ceremonias más importantes de cuantas se celebran en el que se reúne toda la significación y la iconografía de la Universidad, el que mejor ha conservado el ceremonial y las tradiciones.
Los últimos DHC de la US han sido:

– Investidura del Dr. Iñaqui Gabilondo, octubre 2019
– Investidura del Dr. Andrés M. Lozano, marzo, 2018
– Investidura del Dr. Miguel León Portilla, agosto, 2017
– Investidura del Dr. Antonio Bonet Correa, mayo, 2017
– Investidura del Dr. John Elliot, noviembre, 2011
– Investidura del Dr. Álvaro Siza, mayo, 2010

Enrique Barón, doctor en Derecho y Economía por la Universidad Complutense, mantiene una relación muy intensa con el Máster en Estudios Europeos de la Universidad de Sevilla. Ejerció como abogado demostrando un gran compromiso social y en aras de los Derechos Humanos. Ha ocupado cargos del máximo nivel en el Gobierno español en los años previos a la adhesión de España a las Comunidades Europeas contribuyendo claramente a la modernización de este país.

Fue elegido diputado del Parlamento Europeo en el año 1986, órgano en el que permaneció hasta 2009. En él ha desempeñado las funciones de vicepresidente (1987-1989), presidente (1989-1992), presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores (1992-1995), presidente del Grupo Socialista (1999-2004) y presidente de la Comisión de Comercio Internacional (2004-2006). Representó al Parlamento Europeo en la Conferencia Intergubernamental del Tratado de Lisboa. Ha ejercido como presidente del Movimiento Europeo Internacional entre 1987 y 1989.

Desde mayo de 2018 es presidente de la Unión de Europeístas y Federalistas de España.