UNIVERSIDAD DE NAVARRA

– Un proyecto de la Universidad de Navarra financiado por La Caixa investiga el impacto del consumo digital en los jóvenes españoles

Investigadores del proyecto ‘Jóvenes en transición’ del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra estudiarán cómo afecta el consumo digital en el bienestar psicológico de los jóvenes españoles. El proyecto está financiado por una beca del Observatorio social “La Caixa”.

Javier García Manglano, investigador principal del proyecto, destaca la importancia del estudio, ya que “se precisan evidencias claras sobre el impacto psicológico de internet y las redes sociales antes de adoptar actitudes alarmistas”.

Actualmente, “toda una generación está llegando a la mayoría de edad, tras años de acceso ilimitado a internet y a redes sociales”, explica Javier García Manglano. Según investigaciones realizadas en Estados Unidos, el uso inmoderado de medios digitales parece tener efectos perniciosos en la autoestima y estar asociado con un mayor riesgo de ansiedad y depresión.

Para el experto, es necesario matizar el impacto digital: “Tenemos una foto en la que se ve que el malestar psicológico y el mal uso de la tecnología bailan juntos… pero no sabemos quién inició el baile”. Por ejemplo, ha expuesto que pasar más tiempo en redes sociales puede generar ansiedad o, al contrario, que el uso negativo de las redes puede ser reflejo del malestar personal. De este modo, García Manglano también ha recordado que algunos investigadores defienden los efectos positivos de las nuevas tecnologías. “Las redes sociales puedes servir de inspiración para algunas personas o abrir espacios virtuales en los que expresarse y practicar habilidades sociales”, ha puntualizado.

Análisis de 1200 jóvenes durante cuatro años

¿Qué ocurre en el caso de España? Para comprender qué es causa y qué es efecto en la relación entre consumo digital y malestar personal, se realizará un análisis de 1200 jóvenes de entre 18 y 22 años durante cuatro años. Se medirá el tiempo de uso en redes sociales, su contexto y la finalidad del uso (entretenimiento, evasión, comunicación, etc.).

Además, se considerará el papel moderador de la personalidad, el contexto social y familiar de los jóvenes y las diferencias en tiempo y tipo de uso entre hombres y mujeres. “Hay que ir más allá del tiempo de pantalla, ya que no todos los usos de la tecnología son nocivos”, ha indicado el investigador.

El equipo de investigación, liderado por García Manglano, está formado por la decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, Charo Sádaba, y la psicóloga y doctoranda de ‘Jóvenes en Transición’, Claudia López Madrigal.