El vuelo del cisne negro

Señoras y señores, estamos inmersos en el comienzo de una revolución y no nos estamos dando cuenta. Quizá tenía razón Heisenberg con su principio de incertidumbre cuando decía que si conocemos con mucha precisión la posición de una partícula atómica, menos conocemos de su velocidad. Esto que se nos antoja muy lejano tiene en el fondo muchas aplicaciones prácticas.  Nos dice por ejemplo que si en un fenómeno que tiene dos variables, si nos esforzamos por conocer con exactitud una de ellas, perderemos certeza en la otra. Por ejemplo, si me propongo realizar un documental realista sobre la vida de algún animalillo y me pongo a filmar muy muy de cerca el parto de ese animal en una cueva, probablemente espantaré a la madre y perderé el realismo o la naturalidad del momento.  Por ganar cercanía, pierdo realismo. La virtud está en encontrar un punto medio entre el conocimiento de las variables que entran en juego. El mundo de la noche está también lleno de experiencias en donde el principio de Heinsenberg es aplicable, pero no es éste el foro donde podamos comentarlas. Volviendo al origen de Heisenberg y tomándolo con esta libertad y ligereza, me atrevo a decir que actualmente sabemos muy bien dónde estamos como sociedad (nuestra posición), pero estamos absolutamente perdidos en cuanto a la velocidad que llevamos (¡estamos en una revolución y no nos damos cuenta!) ¿De qué revolución estoy hablando? A ver, si ya hubo revoluciones industriales, sociales…¿a cuál me refiero? Probablemente a una que todavía es un embrión pero que tiene tanto o más calado y será más trascendente si es que somos capaces de sobrevivir a nosotros mismos como especie: la revolución digital que permite la creación de las sociedades en red.

Que estamos inmersos en una era de cambios, eso ya no lo duda nadie. La esperanza de vida en los países desarrollados se ha triplicado en menos de doscientos años. Súbitamente, la especie humana dispone de cuarenta años adicionales de vida después de haber cumplido sus tareas reproductoras. Es una revolución en la historia de la evolución, nunca vista hasta ahora. Y aún por encima, nos tocará vivir todos estos años inmersos en unos procesos de cambio que no tienen parangón en la historia, con avances y novedades que nos llegan desde todas las direcciones. La ruptura con «lo de siempre» que se está produciendo tiene como germen lo que podemos llamar en términos generales «la revolución digital», un hito histórico, que está trayendo consigo una transmutación de la cultura de lo real a la cultura de la simulación. Esto ha traído consigo una brecha que se agranda entre personas de distintas generaciones, que se aferran a los tópicos (cualquier tiempo pasado fue mejor; qué rollo con los viejos…) para explicar lo que está pasando. Pero en el fondo, lo que subyace es una auténtica revolución.

Leer más..

Leer más..

Leer más..

Comenzamos.

 

« De la observación de un sinnúmero de cisnes blancos no se podrá inferir que
todos los cisnes son blancos, sin embargo, ver un solo cisne negro será suficiente
para refutar semejante conclusión » David Hume (1711-1776), filósofo inglés.

  Leer más..

 Página 4 de 4 « 1  2  3  4