DE GRANADA

Tendrá lugar en el Salón de Caballeros XXIV del Palacio de la Madraza el viernes, 4 de abril de 2014, a las 19 h

“Después de Fukushima: en perspectiva global” es el título de la mesa redonda que tendrán lugar en el Salón de Caballeros XXIV del Palacio de la Madraza el viernes, 4 de abril de 2014, a las 19 horas, dentro del ciclo “Japón en Granada”, que organiza el Seminario de Asiáticos del Secretariado de de la UGR, con ocasión de la “Semana de Japón en Granada”, iniciativa esta que se suma a la celebración del “Año Dual España-Japón”.
Participarán en la mesa redonda Rosa Morente, Gustavo Pita, Montse Crespín y Alfonso Falero.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Miembros del (Universidad de Sevilla-Junta de -) y del grupo de Investigación Física Nuclear Aplicada de la Universidad de Sevilla han participado en la medida de radioactividad procedente de la central nuclear de Fukushima tras su accidente nuclear, en diversos compartimentos naturales sitos en Sevilla.

En este trabajo se ha procedido a la detección y medida, en España y en concentraciones traza, de diversos elementos radiactivos artificiales generados en el accidente que afectó a la central nuclear de Fukushima Dai-ichi en marzo de 2011. Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla ha celebrado hoy un debate público sobre la Energía tras el desastre de Fukushima, que ha contado con la intervención de especialistas que sustentan diferentes puntos de vista en torno a este tema.

Moderados por el de la de Ingeniería, Javier Aracil Santonja, en el debate han intervenido expertos como el Manuel Lozano Leiva, de la Facultad de , Enrique Cerdá Olmedo, de la Facultad de Biología y Antonio Gómez Expósito, de la ETS de Ingeniería. La selección de participantes se ha hecho de modo que estén representadas tres posturas: la del nuclear, partidario de esa forma de energía; la del biólogo que advierte sobre sus posibles efectos dramáticos; y la del ingeniero ecléctico que se enfrenta con el problema de garantizar un determinado suministro energético.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Este grupo de investigación, especializado espectrometría gamma, ha detectado yodo 131 procedente de Fukushima en niveles que no representan riesgo para la población

Un mes después de que saltara la alarma nuclear en la central de Fukushima de Japón, como consecuencia del desastre provocado por el terremoto y el posterior tsunami, los ojos del mundo siguen mirando atentamente a lo que allí sucede. Japón sigue temblando y las últimas informaciones sobre la crisis nuclear hablan de que ya se ha alcanzado el nivel de emergencia más alto.

Así, durante el último mes las noticias sobre la energía nuclear se han disparado y el trabajo de los científicos dedicados a la investigación en este ámbito sale a la . Precisamente en la Universidad de Salamanca existe desde hace años el Laboratorio de Radiaciones Ionizantes, dirigido por Begoña Quintana Arnés, directora también del Departamento de Física Fundamental. Este laboratorio y el de Radioactividad Ambiental de la Universidad de León son los únicos dedicados a la vigilancia radiológica ambiental en la comunidad castellano-leonesa, dependientes de la Red de Estaciones de Muestreo () del Consejo de Seguridad Nuclear.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Melissa Powers, experta en Derecho Ambiental, imparte un curso sobre en la Universidad de Navarra

“No está claro que los acontecimientos de Japón vayan a cambiar la opinión en torno a la energía nuclear. Se trata de un debate de carácter más político que legal o de seguridad”, afirmó hoy la estadounidense Melissa Powers, experta en Derecho Ambiental de la Lewis & Clark Law School. La especialista, que imparte esta semana un curso sobre cambio climático en la Universidad de Navarra, señala que a pesar de ello, es probable que la crisis de Japón lleve a reformar algunas cuestiones relacionadas con las nucleares.

“En primer lugar, puede que se obligue a cerrar plantas nucleares antiguas situadas en lugares de actividad sísmica. Al igual que en el país nipón, muchas plantas nucleares están situadas cerca de fallas geológicas, en zonas costeras o áreas propensas a inundaciones”, explica. Según dijo, esto supone un riesgo, ya que requieren electricidad para mantener el agua fría y evitar un recalentamiento de los materiales nucleares. “Así, cuando el tsunami estropeó el tejido eléctrico los generadores fallaron y las plantas dejaron de tener acceso a ese agua, lo que contribuyó a los problema de los reactores”.

Leer el resto de la noticia