UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

En el Mesolítico, el primer animal doméstico se integra en prácticas rituales

Un equipo conjunto de las universidades de Cantabria y Lisboa ha descubierto la sepultura de perro más antigua del sur de Europa en el yacimiento de Poças de São Bento (Alcácer do Sal, Portugal). El enterramiento apareció en un asentamiento y cementerio de unos 8.000 años de antigüedad, junto al antiguo estuario del río Sado.

La investigación forma parte del proyecto SADO MESO, integrado en DOMATLAN, un programa del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) financiado por el Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación y coordinado por el catedrático de la UC Pablo Arias.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

Investigadores de la Universidad de Cambridge, del IIIPC y de la Autónoma de Barcelona identifican el fósil en la Cueva de La Fragua, en Santoña

El descubrimiento ayudará a los estudios de predicción del calentamiento global

Investigadores de la Universidad de Cambridge, del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) de la Universidad de Cantabria (UC) y de la Universidad Autónoma de Barcelona han identificado en la Cueva de La Fragua (Santoña, Cantabria) un resto fósil perteneciente a una foca monje, un mamífero marino actualmente en peligro de extinción y que se asocia comúnmente a las aguas templadas del Mediterráneo o el Atlántico más tropical. Se trata de la primera vez que esta especie ha sido identificada en la Prehistoria de la Cornisa Cantábrica. El hueso ya forma parte de las colecciones del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La datación por carbono 14 de varios huesos de animales y de restos de madera proporciona edades aproximadas en torno a los 19.000 años

El estudio del enterramiento magdaleniense descubierto el pasado verano en el yacimiento arqueológico de la Cueva del Mirón prosigue su marcha de manos de investigadores de las universidades de Cantabria y New Mexico. Las primeras fechas de carbono 14 obtenidas a partir de huesos de animales, incluidos en el mismo estrato que los restos humanos, han proporcionado una edad próxima a los 19.000 años, mientras que restos de madera carbonizada de enebro, procedentes del estrato que recubría al anterior, han permitido situar su formación hace unos 18.300 años.

El equipo científico del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) confirma así que el enterramiento se produjo en el periodo denominado Magdaleniense Inferior, con una antigüedad algo mayor que la que los investigadores, de una manera conservadora, habían estimado originalmente. Los datos también permiten fechar la pintura roja de la parte posterior del gran bloque grabado encontrado en la cueva, una pintura que se considera relacionada con el enterramiento y que estaba también recubierta por el nivel más reciente de los ahora datados.

Leer el resto de la noticia

 Página 2 de 2 « 1  2