UNIVERSIDAD DE BARCELONA

La pesca de arrastre intensiva ha modificado significativamente en solo cuatro décadas el relieve del fondo marino, según un artículo publicado en el último número de la Nature firmado por un equipo científico de la Facultad de Geología de la UB y el de Ciencias del Mar (ICM-). El se centra en el de esta actividad sobre el lecho marino de los caladeros de pesca del talud continental superior -entre los 200 y los 900 metros de profundidad- en el noreste de la costa catalana, en concreto, en el cañón submarino de La Fonera, también denominado de Palamós. Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Los grandes fondos oceánicos acogen el ecosistema más grande -y también el más desconocido- de todo el planeta. Son lugares remotos, potencialmente ricos en recursos, y con una topografía particular, con cañones submarinos aún inexplorados, dorsales oceánicas que se elevan por encima de las grandes llanuras abisales y chimeneas hidrotermales que nutren exóticas comunidades de seres vivos a miles de metros por debajo del nivel del .

Avanzar en los futuros horizontes de la investigación de las grandes profundidades marinas es el objetivo de la conferencia internacional Deep-Sea and Sub-Seafloor Frontiers (DS3F), que tendrá lugar del 11 al 14 de marzo en el Hotel Melià de Sitges, bajo la coordinación de Miquel Canals, catedrático del Departamento de Estratigrafía, Paleontología y Geociencias Marinas y jefe del GRC Geociencias Marinas de la UB.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El 26 de diciembre de 2008, un violento temporal afectó a buena parte de las costas del norte de Cataluña, causando pérdidas humanas y económicas. Fue el fenómeno meteorológico registrado más extremo de los últimos 25 años en el Mediterráneo noroccidental, con vientos de fuerza inusual, desde el golfo de Génova hasta el litoral catalán, y olas de hasta 14 metros. Este episodio, de carácter excepcional -se calcula que se produce uno cada 125 años-, también dejó su huella en los ecosistemas marinos, afectando a las comunidades biológicas costeras y alterando los ciclos de transferencia de materia y energía hacia los grandes fondos marinos, tal y como describe ahora un nuevo artículo publicado en PLoS ONE resultado de una investigación dirigida por el catedrático Miquel Canals, jefe del Grupo de Investigación Consolidado (GIC) de Geociencias Marinas de la UB.

Todavía no se conoce bien cuál es el impacto de fenómenos naturales extremos como las grandes tormentas sobre los grandes fondos marinos, que albergan el conjunto de ecosistemas más grande y desconocido del planeta. «La idea de que los grandes fondos marinos son regiones permanentemente en calma es falsa. Hay una potente conexión entre los fenómenos atmosféricos y la transferencia de materia y energía hacia los grandes fondos marinos, con unos impactos más fuertes de lo que se había creído hasta ahora», explica Miquel Canals, miembro del Departamento de Estratigrafía, Paleontología y Geociencias Marinas.

Leer el resto de la noticia