DE JAÉN

El grupo de investigación Ingeniería Mecánica Energética (INGEMER) de la Universidad de Jaén, dirigido por el profesor de Ingeniería Mecánica y Minera José Carnicero, analiza el aprovechamiento de fuentes de energía renovables para la producción del usando máquinas de absorción, que acabaría con el elevado consumo eléctrico, y utilizando refrigerantes orgánicos, que evitarían la degradación de la capa de ozono, que producen las máquinas de compresión mecánica, de uso extendido.

El objetivo principal de esta investigación, financiada por el Plan de apoyo a la Investigación de la UJA, es la obtención óptima de frío a través de máquinas que no dañen la capa de ozono. La idea de realizar este estudio surge, según Manuel Palomar, porque los ciclos frigoríficos más extendidos, “que son los de compresión mecánica, emplean refrigerantes que degradan la capa de ozono estratosférico y, además, requieren un elevado consumo eléctrico, con el consecuente aumento de . Todos estos inconveniente se evitarían con el uso de máquinas de refrigeración por absorción, que utilizan refrigerantes orgánicos como el agua y el amoniaco y que no contribuyen al cambio climático”. Para hacer funcionar la máquina de absorción, estos científicos pretenden alimentar el sistema con energías renovables, placas solares y calderas de biomasa.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA

Con ella participan el concurso Solar Decathlon Europe, en el que compiten con otras 18 universidades de todo el mundo para construir la mejor casa autosuficiente mediante el uso exclusivo de

Los seis módulos que componen la vivienda se están ensamblando y equipando interiormente junto a la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la CEU-UCH, en Alfara del Patriarca

Leer el resto de la noticia

El grupo de Simulación, Caracterización y Evolución de Materiales, que encabeza el profesor Joaquín Martín Calleja, es el responsable de esta nueva patente

Un grupo de investigadores de la de Cádiz ha diseñado un nuevo sistema de mapeo para el estudio de superficies fotovoltaicas que puede detectar, a nivel micrométrico, todos los errores existentes en una placa solar, por lo que puede influir de forma importante en el rendimiento global de esta célula. Es decir, el equipo que encabeza el profesor Joaquín Martín Calleja ha encontrado la metodología para detectar los fallos existentes en las placas solares, algo que ayudaría notablemente a encontrar la causa de estos errores de fabricación para que puedan ser subsanados y el rendimiento global de la placa mayor.

Leer el resto de la noticia