UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Un estudio de de la UPM contribuirá a acelerar la reconstrucción del país a través del diseño de una normativa sismo resistente que permita combatir futuros seísmos

En enero de 2010, un terremoto de magnitud 7 en la Escala Richter con epicentro en Puerto Príncipe, sacudió Haití dejando efectos devastadores que sumieron al país en una situación catastrófica y de extrema pobreza. Más de 200.000 personas perdieron la vida, cerca de 300.000 resultaron heridas, 1.3 millones perdieron su hogar y un 90% de las quedaron destruidas. La catástrofe evidenció la necesidad de adoptar medidas preventivas y de diseñar planes de emergencia para evitar que futuros causen tragedias similares.

La reconstrucción del país fue entonces un tema prioritario en el ámbito de la cooperación internacional, si bien casi dos años después no se ha avanzado demasiado. Haití “sigue necesitando una suma de pequeñas contribuciones eficaces que contribuyan a su reconstrucción”, señala Belén Benito, catedrática de la ETSI Topografía, Geodesia y Cartografía e investigadora principal del proyecto SismoHaití, que desarrolla el Grupo de Investigación en Ingeniería Sísmica, Dinámica de Suelos y Estructuras de la Universidad Politécnica de Madrid. El estudio pretende aportar conocimiento e información para que se tomen medidas preventivas ante el riesgo sísmico existente y, de este modo, evitar que un posible terremoto futuro en el país, produzca una catástrofe similar a la acontecida en 2010.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE

Moisés Benlloch, presidente de la Intervención, Ayuda y Emergencias

El presidente de la ONG Intervención, Ayuda y Emergencias, Moisés Benlloch, que es también profesor de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV), ha regresado hoy, miércoles, de junto a su equipo de especialistas en rescate, con el que ha logrado salvar la vida de una niña de 11 años en Puerto Príncipe (Haití), que se encontraba sepultada tras el terremoto del pasado día 12.

La menor se encontraba bajo los escombros durante cuatro días cuando el equipo, formado por una decena de personas y cuatro perros, la detectó y “en no mucho tiempo pudimos rescatarla”, según ha señalado a la agencia AVAN Benlloch, que ha añadido que la niña “sólo presentaba heridas en la cadera”, por lo que fue trasladada al hospital.

Leer el resto de la noticia